Domingo, 25 de Agosto de 2019

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, pretende fundar una “relación intensa” con el gobierno regional de Sicilia (Italia), que fue uno de los territorios de la antigua Corona de Aragón, que recupere los vínculos culturales y económicos que ambas regiones mantuvieron en la Edad Media.


Publicidad


Lambán ha viajado a Palermo, la capital de Sicilia, donde este martes se presenta la exposición ‘Las Señoras de Sijena. La vida cotidiana en un monasterio sanjuanista femenino‘ en el Instituto Cervantes de la ciudad.

La exposición forma parte de la dinámica de trabajo que el Ejecutivo autonómico pretende mantener con Sicilia, dada la condición de Aragón como fundadora de la comunidad política de la Corona, según Lambán una de las más importantes de la Europa medieval.

Ambas regiones, ha dicho Lambán en declaraciones remitidas por el Gobierno aragonés, generaron vínculos de toda índole y hoy día manifiestan “problemas y anhelos comunes“, además de pertenecer a la Unión Europea, motivo de orgullo para ambos territorios, ha precisado.

Esta relación se concretará en una próxima visita que el Gobierno de Sicilia hará a Aragón con el objetivo de que sus dirigentes conozcan los enclaves, lugares y sedes más importantes de la Corona de Aragón para, entretanto, ir trabajando en protocolo de temas comunes relacionados con la cultural, la universidad y los intercambios Erasmus o la economía.


Publicidad


Lambán, quien ha precisado que la colaboración se realiza de la mano del Instituto Cervantes, ha confesado el interés del Gobierno de Aragón por tener presencia en el Mediterráneo, un mar “que fue aragonés una buena parte de la historia”.

La exposición, producida por el Archivo Histórico Provincial de Huesca, pretende dar a conocer la importancia del patrimonio documental dentro del conjunto de bienes de un Monasterio tan emblemático para el antiguo reino de Aragón, según el Instituto Cervantes.

El monasterio era un centro de acogida de mujeres de la alta nobleza aragonesa y refleja los vínculos de Aragón y Sicilia en la figura de Constanza de Aragón, hija del rey de Aragón que salió de Sijena para casarse con Federico II Hohenstaufen y acabar siendo emperatriz del Sacro Imperio Romano Germánico y reina de Sicilia.