Sabado, 21 de Septiembre de 2019

Los diez consejeros del gobierno cuatripartito de Aragón han tomado este miércoles posesión de sus cargos en un acto en el que el jefe del Ejecutivo, el socialista Javier Lambán, ha pedido ejemplaridad a su gabinete, diverso y comprometido con el interés de Aragón.

Ante más de quinientos invitados, han tomado posesión el vicepresidente del Gobierno y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, el presidente del PAR, Arturo Aliaga, junto a los seis consejeros que continúan en sus cargos y los otros tres que se estrenan este mandato.


Publicidad


Se trata de los de Hacienda y Administración Pública, Carlos Pérez Anadón, el de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci, y la de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, de Podemos.

En el gabinete siguen Mayte Pérez, esta vez como titular de Presidencia y Relaciones Institucionales, Marta Gastón, de Economía, Planificación y Empleo, Pilar Ventura, de Sanidad, José Luis Soro, presidente de CHA, de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, Mariví Broto, de Ciudadanía y Derechos Sociales, y Joaquín Olona, de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente.

Tras prometer o jurar sus cargos, derivados de los acuerdos para la formación de gobierno firmados por PSOE, Podemos, CHA y PAR, Lambán ha admito que su Gobierno ha sido acogido con desconfianza e incluso con abierta hostilidad, pero también con optimismo y esperanza por la inmensa mayoría de la sociedad, y se ha mostrado convencido de que gracias al talento y actitud de los consejeros, responderán a las expectativas de manera satisfactoria.

“Lejos de habernos equivocado, habremos acertado plenamente”, ha aseverado tras reconocer la tardía conformación de su gobierno, porque así lo han exigido los pactos, pero de manera inmediata se pondrá “manos a la obra” a trabajar en la elaboración del presupuesto de 2020, para que esté en vigor el 1 de enero.


Publicidad


Otros de los retos que ha destacado pasan por completar una “agenda aragonesa”, a concretar y cerrar con el Gobierno de España respecto a las actuaciones que debe llevar a cabo en la Comunidad y precisar el desarrollo de los dieciséis objetivos de la Agenda 2030 y la participación desde Aragón en la definición de programas de la Unión Europea para el sexenio 2021-2027.

MÁS ARAGÓN Y CREAR EMPLEO

Lambán ha avanzado que el programa de su gobierno se elaborará “con precisión” en próximas fechas, y se incluirá en el Portal de Transparencia, aunque ha adelantado que tendrá dos vectores básicos: el desarrollo de Aragón en virtud del Estatuto de Autonomía, que ofrece un amplio campo de actuación, y la creación de empleo.

En el primer caso, la gestión tiene que ver con tres de los cuatro pilares del estado del bienestar, la sanidad, la educación y los servicios sociales, públicos, universales, gratuitos y de calidad, que garanticen la igualdad de oportunidades en el territorio, mientras que el trabajo para impulsar la creación de empleo será intensa en los sectores estratégicos en los que se trabaja desde hace años: la logística, la agroalimentación, la automoción y las renovables.

Los nuevos consejeros del gobierno de Aragón, en el Edificio Pignatelli / DGA

Ha matizado, al respecto, que son las empresas las principales artífices del crecimiento económico y el Gobierno debe saber interactuar, liderar procesos y apoyar proyectos, además de respetar a los trabajadores y al diálogo social, que es artífice en buena parte de la atracción de empresas.

Lambán ha remarcado además los “sellos” aplicables a todos los departamentos del Gobierno: feminista, porque la violencia de género es la punta del iceberg de una desigualdad en todos los ámbitos y es una obligación ética desterrarla, y comprometido con la innovación y con la lucha contra el cambio climático.


Publicidad


También la lucha contra la despoblación, aunque ha advertido del “romanticismo” que se le está imprimiendo al debate, situado fuera de la historia, dado que ha sido un proceso que explotó de manera imparable a mediados del siglo XX y hay que revertir la tendencia teniendo claro que no es posible mantener un sistema de ocupación del territorio heredado de la Edad Media y que hay que ir a un modelo sostenible económicamente y desde el punto de vista ambiental.

EL PRESTIGIO DE LA POLÍTICA

En su intervención, Lambán ha destacado también entre los objetivos de su gobierno contribuir a recuperar para la política el prestigio social e imagen de eficiencia y eficacia que tuvo ante la sociedad y que se perdieron por la corrupción, aunque Aragón, con las leyes de Transparencia y de Integridad y Ética públicas, se situó a la cabeza para combatirla.

Aunque la regeneración de la imagen de la política ante los ciudadanos significa, ha dicho, asumir que no ha sido superado todavía el modelo de la democracia liberal, que debe perfeccionarse con más cauces de participación ciudadana y más sistemas de control.

Lambán ha enfatizado también que gobernar es hacerlo para el conjunto de la ciudadanía, no para los militantes de cada partido, y hacerlo con rigor, y que los políticos han de vivir de acuerdo con los principios que predican, una máxima a asumir desde la ejemplaridad que la sociedad les exige, convencido de que en todos los miembros de su ejecutivo está impresa “a fuego” esta manera de entender la política.