Domingo, 25 de Agosto de 2019

El presidente de Aragón, Javier Lambán, reivindica las esencias socialistas para recabar la confianza de la ciudadanía y ganar las elecciones del próximo mes de mayo sin apelar al “miedo”, sino a políticas concretas que den confianza en el futuro.

La vigencia de los principios y valores del PSOE es el principal mensaje que Lambán quiso transmitir en el primer acto de precampaña del partido en Zaragoza ante un auditorio de más de 500 personas, compartido con la candidata a la alcaldía de la capital aragonesa, Pilar Alegría, y con el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero.


Publicidad


Un acto en el que Lambán desveló una reciente reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien aceptó su invitación a participar en enero en la presentación de los candidatos a las Cortes de Aragón y a las alcaldías de los ayuntamientos.

El PSOE, dijo Lambán, acude a las elecciones de mayo con la satisfacción del “deber cumplido” y el objetivo de recuperar la alcaldía de la capital aragonesa tras un mandato de Zaragoza en Común con Pedro Santisteve a la cabeza que los socialistas apoyaron por responsabilidad, porque solo peor que él, aseveró, es el líder del PP en el ayuntamiento, Jorge Azcón.

Y la ciudad se recuperará, explicó, gracias a Pilar Alegría, una “socialista de los pies a la cabeza”, joven, con experiencia y responsabilidades de Gobierno y en el parlamento. “Estás destinada a ser la próxima alcaldesa de la ciudad de Zaragoza”, proclamó Lambán.

Para Lambán, ha llegado la hora de “volver a dar la talla” y de que el PSOE se erija en el partido capaz de aglutinar los consensos que con la Constitución sacaron al país del “atolladero“, y recuperar el compromiso con España, con las comunidades, que en su opinión intenta demoler la derecha poco a poco, y con la ciudad en la que se vive, que es donde más y mejor se manifiestan las políticas socialistas.


Publicidad


Una confianza de la ciudadanía que Alegría se propuso recuperar para liderar el Ayuntamiento de Zaragoza tras una legislatura, a su juicio, “fallida” de ZEC, con el compromiso de buscar consensos con los ciudadanos y de recuperar para la ciudad el espacio público, que ha que “denigrado” y los servicios sociales.