Sabado, 21 de Septiembre de 2019

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha advertido hoy al de España, Pedro Sánchez, de que algo que “ya sabe”, y es que no va a admitir “transacciones” con el separatismo ni con el gobierno de Quim Torra, al que hay que combatir por la vía política, judicial y cultural.

Lambán ha respondido en el Pleno de las Cortes de Aragón a varias preguntas sobre la situación en Cataluña planteadas por los grupos en el día en el que Sánchez preside en Barcelona la reunión de su Consejo de Ministros, decisión que ha generado airadas protestas en algunos sectores catalanes.

Lambán ha precisado, en respuesta a una pregunta del presidente del PP de Aragón, Luis María Beamonte, que el problema del separatismo catalán se viene arrastrando “desde hace años” porque los sucesivos Gobiernos de España se han “replegado” de este territorio.


Publicidad


En cualquier caso, Lambán ha insistido en que no admitirá “ningún tipo de bilateralidad” más allá de la que fije la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía catalán, y tampoco que “se falte al respeto” al resto de comunidades.

EL “DAÑO” DEL PSOE

Beamonte, por su parte, ha asegurado que se está produciendo un “grave daño” a España que afecta a Aragón, y ha responsabilizado en parte a Lambán por no mostrar su disconformidad en el Comité Federal en el que el PSOE aceptó pactar con “populistas, independentistas, separatistas y amigos de ETA”.

Algo que contrasta con las palabras de Lambán, que decía que los independentistas son “un arma letal con la que no hay que pactar”, ha recordado el líder del PP.

Por eso, le ha pedido que intervenga ante la situación creada en Cataluña, donde la política de apaciguamiento del Gobierno de España se ha convertido en algo “histriónico, letal y burlesco”.

Lambán ha asegurado que el PSOE de Aragón es “leal” al Gobierno de España en cuestiones de Estado, mientras el PP “utiliza el dolor de la ciudadanía para desgastar” al Ejecutivo.

Además de que, en el caso del presidente del PP de Aragón, en lugar de plantear cuestiones relacionadas con Aragón en el Parlamento autonómico, lo que hace es “trasladar aquí la voz de (Pablo) Casado, que es la voz de su amo, y convertirse en un mero transmisor”.