Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Los sindicatos de médicos y enfermería comienzan este jueves los paros parciales de diez minutos convocados para denunciar la “situación límite” de la sanidad aragonesa, y que se reproducirán el día 21 de este mes de febrero, a las 12.00 y a las 18.00 horas.

Los sindicatos advierten de que estas protestas servirán de sondeo para una huelga indefinida a partir del mes de abril en el caso de que el Gobierno de Aragón no se avenga a negociar sus reivindicaciones laborales. Las movilizaciones coinciden con las que se llevarán a cabo en otras comunidades.


Publicidad


El sindicato mayoritario en el sector de la Sanidad, Cemsatse, lamenta el “hartazgo” ante la “pasividad” de la administración y reclama que se asegure “una asistencia de calidad” a los pacientes y disponer de tiempo y de condiciones de trabajo adecuadas.

Entre sus reivindicaciones figuran eliminar o disminuir las listas de espera; reducir la carga burocrática e informática; establecer agendas limitadas y cerradas; recuperar los derechos recortados desde 2010, con una pérdida del 25 por ciento de poder adquisitivo; acabar con la temporalidad y la precariedad; establecer la jornada de 35 horas, o reformar la Atención Continuada y las guardias para no cobrarlas por debajo de las horas ordinarias.

Además de recuperar todos los niveles de carrera profesional para personal fijo y de carrera para interinos; seguridad laboral para lograr “cero agresiones”; cupos máximos de 1.500 ciudadanos por médico de familia o enfermero y de 1.000 niños por pediatra o enfermero pediatra, y aumentar el número de las plazas MIR.


Publicidad


Cemsatse lamenta la “mala gestión” de la Sanidad aragonesa, que se refleja “día a día” en la saturación de las consultas y de las urgencias, en la insuficiencia para cubrir determinadas zonas del territorio o especialidades y en la suspensión de intervenciones quirúrgicas