Viernes, 23 de Agosto de 2019

La localidad de Graus (Huesca) tiene dos récords del mundo, según la famosa lista Guinness. Y no es para menos. Su más que conocida longaniza se realiza con más de 1.000 metros durante la Fiesta de la Longaniza que cada año celebra la localidad aragonesa a finales del mes de julio.


Publicidad


Durante este fin de semana, el embutido de carne de cerdo picada y condimentada, es el principal protagonista al asarse 1.000 metros en una parrilla de 25 metros cuadrados. Una fiesta única declarada de Interés Turístico de Aragón.

Más de 8.000 personas han recorrido las calles de Graus durante la fiesta de la longaniza. E incluso han podido ser testigos de cómo la localidad oscense ha revalidado el récord Guinness de la longaniza más grande del mundo (504,47 metros de longitud) y la parrilla más grande del mundo (25 m2). Casi nada.

LA LONGANIZA DE GRAUS

La comarca aragonesa de la Ribagorza cuenta con un gran número de productos de gran calidad. Sin embargo, la longaniza es la joya de la corona para la comercialización, tanto nacional como internacional. Un producto curado en secaderos naturales que cuenta con un sabor tan característico.


Publicidad


En su elaboración se emplea carne magra de cerdo (un mínimo del 70%) y panceta, papada o tocino (nunca más del 30%).

Como condimentos y especias pueden emplearse sal común, pimienta, orégano, nuez moscada, anís o vinos olorosos, clavo y otras especias naturales (salvo pimentón). Cada fabricante guarda celosamente su propia receta, que confiere a cada marca un gusto único.