Domingo, 22 de Septiembre de 2019

El informe preliminar de la Inspección de Trabajo en la bodega de Paniza en la que esta semana murieron tres empleados por inhalación de dióxido de carbono observa que hubo una falta de medidas preventivas entre la empresa contratista y la subcontratada para la limpieza del trujal en el que fallecieron.


Publicidad


Así lo ha adelantado el responsable de Salud Laboral de CCOO, Luis Clarimón, durante una rueda de prensa para presentar una guía sobre alternativas al uso de herbicidas tóxicos en usos no agrarios.

Preguntado por la situación de la investigación del citado accidente laboral, Clarimón se ha referido al informe previo realizado por la Inspección de Trabajo sobre las circunstancias en la que se produjeron las muertes.

Concluye en este sentido que los empleados de la subcontrata solo disponían de guantes y botas y no contaban con equipos de medición ni respiración autónoma, que tampoco aparecieron en la furgoneta de trabajo, lo que demuestra que hubo una “falta de medidas preventivas” por parte de la bodega y de la empresa contratada para estos trabajos.


Publicidad


El informe, según Clarimón, reconoce que los trabajadores no habrían recibido ni formación ni información adecuada, lo que demuestra que el accidente “no ha sido una fatalidad”, sino que “ha sucedido porque no había medidas ni por parte de una empresa ni por otra”.

Por este motivo desde CCOO se va a solicitar una reunión con la Fiscalía, que, a juicio de Clarimón, debería estudiar “si hay una responsabilidad penal que haya dado lugar a muertes”, caso en el que “se hablaría de homicidios”.


Publicidad


El secretario de Salud Laboral ha asegurado que de momento desconoce también porqué en la autopsia se revela la presencia de monóxido de carbono, una sustancia tóxica que emiten, por ejemplo, los incendios, y de dióxido de carbono, en este caso fruto de la fermentación de la uva y el mosto y que se concentra en la parte baja de los trujales o cubas. 

Clarimón ha lamentado que la mayoría de los accidentes laborales se produzcan en empresas pequeñas o muy pequeñas, precisamente porque “no cuentan ni con delegados de prevención ni comité de empresa ni llega la Inspección de Trabajo“, lo que significa “que en el 95 % de las empresas la prevención en riesgos laborales no entra”.