Jueves, 22 de Agosto de 2019

El presidente del PAR, Arturo Aliaga, ha asegurado que sus líneas rojas no son para los partidos sino para “los conceptos sobre el ADN del PAR”, en cuestiones como la identidad, el estatuto, el no a los trasvases, la no recentralización, el apoyo a la enseñanza concertada o la supresión del impuesto de donaciones y sucesiones. 


Publicidad


También ha destacado la importancia de diferentes negociaciones iniciadas con Madrid como “el artículo 108 del Estatuto, la bilateralidad o las obras que están aprobadas y que esperamos que se desatasquen con las enmiendas del PAR”.

“No vamos a renunciar a nuestros principios, ni a nuestro programa” en favor de todas estas cuestiones, ha asegurado Aliaga a los medios tras la reunión de la Comisión Permanente del PAR, porque “estamos en el centro y de ahí no nos vamos a mover”. 

VOX-PAR: ACEITE Y AGUA

Sobre la posibilidad de estar en un gobierno con Vox ha afirmado que los programas de uno y otro partido son “contrarios”, y ha puesto como ejemplos la defensa de la vuelta de los bienes de Sijena, el no al trasvase o las competencias pendientes que todavía no han llegado.

“Defendemos la sanidad y educación que se está gestionando desde Aragón. Faltan puntos de mejora pero no pretendemos que nadie desde Madrid las gestione. Durante 40 años hemos avanzado lo suficiente en el desarrollo autonómico dentro del marco de la Constitución y no estamos dispuestos a retroceder en competencias y en identidad”, ha dicho.

El dirigente aragonesista ha calificado de “kafkiano” que se plantee a su partido tanto entrar en una coalición junto a Vox como con la de las cuatro formaciones de izquierdas y el PAR, no obstante ha reconocido que pueden ser “el catalizador” de algunos acuerdos como han hecho la pasada legislatura.


Publicidad


Además, ha insistido en que tampoco entrarán en la coalición de derechas aunque no esté la formación ultraderechista porque “no me voy a meter en un gobierno en el que todas las leyes, las políticas y los presupuestos dependan de esos señores”.

Mientras que por el otro lado “todos hemos visto la política que ha hecho Podemos en las Cortes y en el Ayuntamiento y hay líneas muy rojas” que desde el PAR, ha recordado, pasan por la defensa del pacto del agua, una línea de interconexión de energía entre Francia y Aragón o que se unan las estaciones de esquí.

Aliaga ha apuntado que su fuerza en las Cortes de Aragón son tres escaños y lo que no va a hacer es “defraudar” a los que le han votado por lo que la responsabilidad para iniciar conversaciones “la tienen otros”.

En este sentido, ha reconocido que no ha recibido ninguna llamada por parte de las formaciones más votadas pero ha desvelado que “me han mandado algún emisario, recomendador, hacedor o simpático colega, pero no ha habido ninguna conversación formal”.


Publicidad


“El PAR toma las decisiones en el Coso 87 (la sede en Zaragoza), pero hay otros que son, dicho de una manera suave, autómatas programables y están esperando a que los programen desde Madrid“, ha criticado.

Aliaga ha subrayado que lo que los aragoneses han votado en las urnas es una mayoría de PSOE y Ciudadanos y “lo lógico es que lo intenten, al menos”.