Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Ron, el perro labrador que desapareció el pasado lunes, 29 de abril, al huir asustado de los fuegos artificiales del municipio de Pinseque, en la celebración de sus fiestas patronales.


Publicidad


Las redes sociales se inundaron de peticiones de ayuda promovidas por su dueña. Sin embargo, pese a la intensa llamada de ayuda de cientos y cientos de personas, el animal ha sido hallado muerto. El chip que tenía instalado facilitó su búsqueda. Así se lo confirmó, en el día de ayer, la Guardia Civil a su dueña.

Los fuertes ruidos suelen producir que los perros huyan despavoridos por el susto que le producen.