Lunes, 25 de Mayo de 2020

La crisis sanitaria de la pandemia del COVID-19 ya es económica. Los efectos que ha dejado el virus en el país no sólo se mide por número de víctimas o contagios en la población. Hay otro factor que empieza a crecer hasta límites que todavía no conocíamos: hay más familias vulnerables con la necesidad de pedir ayudas por la falta de ingresos en el confinamiento.


Publicidad


Una situación que se puede ver en multitud de comedores sociales, centros de la Iglesia, despensas solidarias o bancos de alimentos. Hay, en ocasiones, que la fila de espera que se concentra en la puerta de estos centros es de cientos de metros.

Y todo ello se ha realizado con un estricto cuidado por las normas sanitarias mientras se reorganizaban los servicios sociales para atender a colectivos, como los mayores y las familias en riesgo de exclusión, e incluso en ocasiones por encima de su capacidad de atención.

El consejero del Ayuntamiento de Zaragoza de Acción Social y Familia, Ángel Lorén, ha informado de que las ayudas de urgencia concedidas desde la declaración del estado de alarma se han triplicado hasta alcanzar los 2,7 millones de euros y de que más del 30 por ciento de los solicitantes lo hacen por primera vez.

Así lo ha asegurado después de la celebración de la penúltima sesión temática de la Comisión para el Futuro de Zaragoza, en la que grupos municipales y entidades sociales y vecinales tratan de acordar las medidas para paliar la crisis económica y sanitaria y que este lunes versaba sobre el Área de Acción Social y Familia.

En rueda de prensa, Lorén ha señalado que la línea 900 habilitada por los servicios sociales municipales ha atendido más de 11.000 llamadas diarias y que ha ayudado a que la tramitación media baje de 14 a solo tres días, con un nivel de eficacia del 98 por ciento, diez puntos superior al de la anterior Corporación.

Ha recalcado también que todas las líneas de trabajo desarrolladas desde la llegada de la pandemia se han llevado a cabo en colaboración y bajo la sugerencia de las entidades sociales de Zaragoza.


Publicidad


Más concretamente, con respecto a las personas sin hogar, ha reivindicado el resultado “excepcional” de la ampliación del Albergue municipal en el Centro Deportivo Municipal Tenerías, que cerró sus puertas el pasado viernes.

También ha adelantado que todas las convocatorias de subvenciones van a ser tratadas con carácter de urgencia, se introducirá el carácter bienal en las mismas y que las cuatro líneas relacionadas con la covid-19 ya están formalizadas.

El “imprescindible” mantenimiento de los comedores para personas mayores y el aumento de sus plazas, mantener la línea 900 de teleasistencia o medidas de conciliación que van a suponer “un gran reto” para la Concejalía de Igualdad son otras de las cuestiones que se han tratado en la comisión.

Publicidad
No Hay Más Artículos