Viernes, 23 de Agosto de 2019

El presidente de las Cortes, Javier Sada, ha propuesto formalmente la candidatura como presidente de Aragón del socialista Javier Lambán, sin que aún cuente con los apoyos necesarios y sin fecha concreta para la investidura, para no “meter más presión” a la negociaciones.

Sada ha comparecido ante los medios para hacer pública la candidatura de Lambán, el único candidato propuesto, tras cerrar con los grupos parlamentarios la ronda de contactos para la investidura, apurando los plazos también, ha dicho, para que “no meter más presión de la debida”.


Publicidad


Por tanto, no ha querido aventurar la fecha para el pleno de investidura, que en todo caso ha de celebrarse antes del 20 de agosto, el límite de dos meses desde la celebración de las elecciones autonómicas que marca el Estatuto de Autonomía para convocar elecciones anticipadas si no se ha elegido presidente.

En todo caso, ha apuntado que espera que sea lo antes posible, pero ha insistido en que las negociaciones siguen abiertas –fundamentalmente entre el PSOE y Podemos- y en que no hay que aumentar la presión, porque sería “malo para la necesaria tranquilidad de quienes están negociando.

PODEMOS: LA LLAVE DEL GOBIERNO

El portavoz del PSOE en las Cortes, Vicente Guillén, ha pedido a Podemos que apoye la investidura del socialista Javier Lambán como presidente al ser algo “completamente diferente de la gobernabilidad”, de la que se hablará “cuando toque”.

Un apoyo que a día de hoy no es factible, como ha avanzado la portavoz de Podemos, Maru Díaz, al asegurar que el PSOE no está respetando en las negociaciones que mantienen abiertas el peso que tiene su grupo ni concretan qué papel quieren que juegue la formación morada.

En este aspecto, Guillén ha insistido en pedir a Podemos apoyo para la investidura de Lambán pactando fundamentalmente aspectos programáticos.

“La gobernabilidad es otro apartado del que hablaremos cuando toque”, ha remarcado Guillén, quien prefiere no hablar de “futuribles” sobre la posibilidad de que Podemos entre en el Gobierno después de la investidura.

Lo fundamental para el PSOE, ha enfatizado Guillén, son las políticas que lleve a cabo el nuevo Gobierno, y el PAR ha roto la política de “bloques y ha dado una oportunidad a los partidos de izquierda para que haya un Gobierno centrado, moderado y transversal.


Publicidad


Según Guillén, el PSOE, una vez sellado su pacto con el PAR, tiene muy avanzado un acuerdo programático con CHA y con IU y ha hecho un llamamiento a Podemos a hacer sus aportaciones para poder sumarse.

Ha admitido que eso “va a llevar tiempo”, y por tanto ha pedido “paciencia” para que la izquierda aproveche esta oportunidad de ponerse de acuerdo, gracias al PAR, para que haya un gobierno sólido y estable, como demanda la ciudadanía.

‘EL OTRO LADO’

Beamonte ha avanzado que su grupo votará no a la investidura del socialista Javier Lambán y que su grupo, que no presentará candidato, estará en la oposición, “por el momento”, teniendo en cuenta que el PAR es el responsable de dejar en manos de Podemos la conformación del próximo Gobierno de Aragón o de que haya nuevas elecciones.

En todo caso, respecto a la situación que existe en este momento, ha insistido en que mientras sea presidente del PP aragonés no habrá alianzas con el PAR en un posible escenario de autonómicas, porque la “seriedad” es necesaria en la vida pública.


Publicidad


En ese contexto, ha recordado que el PP y el PAR han concurrido juntos a elecciones nacionales e incluso lo sopesaron para las autonómicas del pasado 26 de mayo y después junto con Cs intentaron que el PAR se sumara al decálogo que ambas formaciones habían acordado y entonces el PSOE anunció su acuerdo con los aragonesistas.

El portavoz de Ciudadanos en las Cortes, Daniel Pérez Calvo, ha lamentado que Podemos “tenga la sartén por el mango” del futuro gobierno de Aragón y ha asegurado que su grupo estará en la oposición para trabajar, con firmeza y entrega, por los intereses de los aragoneses.

Pérez Calvo ha avanzado que su grupo votará no al único candidato propuesto, el socialista Javier Lambán.

Ha lamentado que el PAR haya desechado la posibilidad de que la comunidad tenga un Gobierno moderado y liberal, que se podría haber sustanciado “en 48 horas”, al dejar claro que no quería saber “nada” de Ciudadanos.

Porque si el PAR, que era “el clavillo del abanico” y lo que ha hecho su líder, Arturo Aliaga, es “quemar las naves desde el primer momento” descartando el diálogo con Cs y el PP, y lo que tiene Podemos es “un paipay”, es decir, el futuro del Gobierno en sus manos.

Eso “es una mala noticia para los aragoneses”, en su opinión, aunque comprende que la formación morada, en sus exigencias al PSOE para entrar en el Ejecutivo, “no vaya a vender a precio de mortadela lo que ahora mismo es jamón de pata negra”.