Miércoles, 21 de Agosto de 2019

El Real Zaragoza ha conseguido beneficios por cuarto año consecutivo, según ha informado el club en la Junta General de Accionistas que ha tenido lugar hoy y que ha aprobado las cuentas del ejercicio 2017-18 con el apoyo del 99,97 % de los accionistas que estado presentes.

Durante ese espacio de tiempo, desde que se hizo cargo del club la Fundación Zaragoza 2032 en sustitución del anterior propietario, Agapito Iglesias, el club ha conseguido beneficios acumulados de 11,6 millones, siendo de 1,708 millones (antes de impuestos) los correspondientes al último ejercicio que ha sido presentado hoy para la aprobación de sus accionistas.

UNA DEUDA INSOSTENIBLE

El consejero de economía del Real Zaragoza, Fernando Rodrigo, ha explicado que a pesar de estar logrando beneficios de una manera regular en los últimos cuatro ejercicios, éstos “no son suficiente para atender la carga de la deuda”.

Publicidad

“No solo hemos cortado las deudas sino que hemos generado beneficios pero, aún así, no generamos recursos suficientes para atender el calendario de pagos de las deudas por lo que Fundación Zaragoza 2032 ha tenido que realizar aportaciones de más de 22 millones de euros“, ha explicado.

Rodrigo ha desvelado que tanto la Liga de Fútbol Profesional como el Consejo Superior de Deportes siguen dando su respaldo a la gestión económica “a pesar de que no sea suficiente para garantizar la viabilidad del club en Segunda” y por ello ha planteado que el objetivo “imprescindible” es ascender a Primera.

El dirigente zaragocista ha apuntado que dada la deuda que arrastra el club no es viable en Segunda, pero que si dicha deuda no existiera “podría sobrevivir de forma indefinida, incluso generando beneficios”.

A este respecto ha recordado que el Real Zaragoza es capaz de generar algo más de un millón de beneficios anuales pero que tiene que pagar entre seis y siete de deuda. Por ello, ha señalado que la Fundación ha tenido que aportar fondos para garantizar la continuidad del proyecto. Igualmente ha advertido que a pesar de los buenos datos el riesgo de liquidación sigue siendo “el mismo de hace dos o tres años”.

UN PROYECTO INVIABLE

Preguntado por si el club sobreviviría a un hipotético descenso a Segunda B, dado que actualmente se encuentra en posiciones de descenso, Rodrigo ha asegurado que “si en Segunda no es viable, mucho menos en Segunda B”.

Por el contrario, ha resaltado que si se consiguiera ascender a Primera se regularizaría la deuda en el plazo de dos años, aproximadamente.

La deuda neta del club aragonés igualmente se ha reducido en 24,9 millones durante ese periodo, un 23,4%, ya que ha pasado de los 106,485 millones de la campaña anterior a la llegada de los actuales rectores, a 81,537 millones de la pasada.

Publicidad

Igualmente la cifra de negocio (ingresos que no sean de carácter extraordinario) ha crecido en esos cuatro años un 80% y el último ejercicio lo ha hecho en más de un uno por ciento con respecto al pasado llegando a los 15,475 millones.

En la Junta se ha explicado igualmente que la deuda neta a 30 de junio de 2018 es de 81,5 millones de los que la parte más importante corresponde al concurso de acreedores (27,354 millones) seguida de los 20,623 millones que se adeudan a la Hacienda Tributaria y a la Seguridad Social.

Por su parte Fernando de Yarza Mompeón, presidente de la Fundación Zaragoza 2032, ha tomado la palabra para agradecer el respaldo de la masa social a la vez que para solicitar que los aficionados continúen con dicho apoyo porque el club “lo necesita”.