Martes, 10 de Diciembre de 2019

La reapertura de la línea entre Francia y España por el paso transfronterizo de Canfranc, cuya estación internacional es un símbolo de la historia ferroviaria europea, es una de las apuestas más firmes del actual Ejecutivo de Aragón.

Sin embargo, la intensa apuesta del gobierno aragonés no se ha visto compensada en el borrador de presupuestos del Gobierno de España para el año 2019. La línea Huesca-Canfranc, que es básica para la reapertura del Canfranc, incluye una partida de 5,65 millones por parte de Adif.

Esta inversión estará destinada para la mejora y adaptación al tráfico internacional. Es más, la inversión prevista es un tercio de lo que se presupuestó en 2018, y que al final no se gastó ni un euro.


Publicidad


La tímida inversión del gobierno de España contrasta con las palabras del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, hace pocos días en Zaragoza junto al presidente aragonés Javier Lambán.

El Ministro informó que los Presupuestos Generales del Estado de 2019 habían recogido “las partidas necesarias para avanzar en la mejora de la línea Huesca-Canfranc y el estudio de la reapertura del túnel de Somport”.

Una aseveración que no concuerda con la escasa cifra inversora para la reapertura de la línea ferroviaria del Canfranc.


Publicidad


No Hay Más Artículos