Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Trabajadores y responsables de Salud Laboral de UGT y CCOO se han concentrado este martes en Zaragoza en repulsa por las cuatro muertes laborales ocurridas ayer en Aragón, la de un camionero y la de tres trabajadores en una bodega de Paniza, estas últimas “totalmente evitables” y que califican como “homicidio”.

Pedimos que todo el peso de la ley caiga contra los responsables“, ha apuntado José de las Morenas, secretario de política sindical e industrial de UGT Aragón, para quien es “incomprensible que a estas alturas y conociendo la peligrosidad de estos trabajos no haya habido un recurso preventivo o una coordinación de actividades empresariales”.


Publicidad


Los trabajadores fallecidos pertenecían a una empresa subcontratada para realizar la limpieza de un trujal en la Cooperativa Virgen del Águila de Paniza (Zaragoza), dos de los cuales ya habían fallecido cuando los encontraron en el depósito y un tercero fue reanimado y trasladado hasta el Hospital Miguel Servet, donde ha muerto la pasada noche.

A la espera de la autopsia, las primeras hipótesis es que estos tres empleados, dos de nacionalidad rumana y uno español, fallecieron por inhalación de anhídrido carbónico, gas que se produce durante la fermentación del mosto y que se acumula en el fondo de los depósitos.

El secretario de Salud Laboral de CCOO, Luis Clarimón, ha informado de que al parecer, previamente a la entrada de estos trabajadores, otra empresa había realizado labores de granallado (limpieza a presión) y para lo que es obligatorio el uso de respiración autónoma, por lo que no se percataron de que había una concentración de dióxido de carbono que es la que ayer llevó a la muerte a los otros tres empleados.

Por eso, desde UGT se considera “incomprensible que a estas alturas y conociendo la peligrosidad de estos trabajos no haya habido un recurso preventivo o una coordinación de actividades empresariales“, lo que a juicio de José de las Morenas demuestra “una falta total de coordinación por parte de la empresa principal y también en la formación e información de los trabajadores por parte de la subcontrata”.


Publicidad


Para De las Morenas, según ha explicado a los medios, el sistema de usar una vela o un candil para detectar la ausencia de oxígeno por presencia de dióxido de carbono es “insuficiente e inadecuado” y por eso reclama protocolos, “que están”, para espacios confinados que permitan detectar esas situaciones.

Y es por lo que UGT pide que “el peso de la ley caiga sobre los que tienen la responsabilidad (bodega principal y subcontrata)” al estimar que se trata de “tres homicidios tipificados en el Código Penal como delito contra la seguridad y la salud de los trabajadores“.

También pide que la fiscalía actúe de oficio ante este suceso y se investigue la relación laboral de la subcontrata ya que el modelo de contratación podría ser “incluso verbal”.

Desde CCOO, Clarimón ha rechazado que se culpe a los empleados por este accidente ya que “los responsables son los empresarios para los que se trabaja, no los trabajadores, a los que se les da una orden que deben cumplir”.

“Hay que dar un golpe sobre la mesa para evitar esta sangría de muertes” ha exigido Clarimón, para quien estas muertes son fruto de “la dejadez y falta de inversión en prevención”.


Publicidad


En este sentido ha relacionado el aumento de la siniestralidad laboral que se está produciendo desde 2012 con el aumento de la precariedad “a la que nos ha llevado las sucesivas reformas laborales”.

Como ejemplo han citado las catorce muertes por accidente laboral ocurridas en Aragón en lo que va de año y es por lo que las pancartas que han exhibido en la concentración pedían “Ni una muerte más por accidente de trabajo”.