Jueves, 21 de Noviembre de 2019

La rehabilitación de la torre de la Catedral de Teruel comienza ha finiquitarse después de varios años, en distintas fases, para rematar una belleza mudéjar del patrimonio aragonés.

Las obras de la segunda fase terminadas, hace pocas semanas, comenzaron el 4 de septiembre de 2018 con una inversión, con cargo al Fondo de Inversiones de Teruel 2017, de 598.795,53 euros. Tan sólo falta por rematar la tercera fase, pero la Torre de la Catedral de Teruel ya luce como nunca.


Publicidad


La segunda fase ha sido desarrollada por los arquitectos Joaquín Andrés y José María Sanz y ha servido para actuar sobre el cuerpo intermedio de la torre de la catedral. Los trabajos continuaban la labor de la primera fase, realizada en 2017 con cargo al FITE 2016, que sirvió para actuar fundamentalmente en la parte superior de la torre y su remate barroco.

En esta fase se ha actuado para el atado de grietas, el saneado y restauración de las fábricas de ladrillo -con la limpieza y rejuntado de los muros, la restauración de piezas cerámicas vidriadas, o la reposición de las mismas y la restauración de los elementos pétreos ornamentales, reponiendo los elementos perdidos.

La espectacular torre mudéjar de la Catedral de Teruel / HOY ARAGÓN

En el interior de la torre, los trabajos se han centrado en la restauración y saneado de las vigas de madera y el refuerzo de los forjados, la limpieza, consolidación y restauración de los paños interiores, conservando y restaurando los grafitis que han aparecido, la restauración de las campanas y sus yugos, así como del antiguo reloj, y el acondicionamiento de las estancias, escaleras y pasillos. Así mismo, se ha trabajado en el interior de la casa del deán y del campanero, adyacentes a la torre, acondicionándolas para su uso posterior.

EL REMATE FINAL

En la tercera fase, prevista con cargo al FITE 2018, se recuperará el acceso original a la torre desde la catedral, tapiado a día de hoy, ya que en esta segunda fase se ha cerrado el acceso existente hasta el momento, a través de uno de los muros de la torre, en el interior de la casa del Deán”. La tercera fase, con cargo al FITE 2018, que se prevé dará por terminadas las actuaciones de restauración necesarias, previendo una inversión en esta fase de 620.000 €.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, ha visitado las obras de rehabilitación para destacar que “con este tipo de actuación para la recuperación del patrimonio contribuimos a poner en valor la riqueza de la ciudad de Teruel”

Junto al consejero, la directora general de Vivienda y Rehabilitación, Verónica Villagrasa, afirma que “si bien la torre no presentaba problemas estructurales graves, sí se presentaban una serie de patologías sobre las que se ha actuado, como la degradación de los elementos pétreos o el deterioro de la estructura de madera de las zonas superiores”.


Publicidad


Durante esta fase se llevó a cabo una mejora estética exterior mientras se realizaban los trabajos, instalándose una lona microperforada con la recreación de la torre a escala original para cubrir el andamiaje, y que “permitía al viandante hacerse una idea más real del monumento observado”.

Esta lona, que fue desmontándose conforme se acababan los trabajos en los cuerpos superiores, permitió comparar los trabajos efectuados con el estado previo al inicio de las obras. En la actualidad, se mantiene parte del andamiaje y su lona correspondiente, para permitir el acceso al interior de la torre durante la ejecución de la tercera fase.



Contenido patrocinado

loading...
No Hay Más Artículos