Lunes, 26 de Agosto de 2019

La Guardia Civil ha detenido en el puerto de Melilla a un español de 74 años y residente en Zaragoza tras ser sorprendido tratando de embarcar conduciendo una furgoneta en la que llevaba 342,9 kilos de hachís distribuidos en 122 paquetes que estaban ocultos en un doble fondo.

Según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla en una nota de prensa, esta actuación contra el narcotráfico tuvo lugar ayer, y ha evitado la distribución en el mercado ilícito de 1.365.000 dosis de este tipo de estupefaciente.


Publicidad


Los hechos ocurrieron ayer al mediodía, durante los registros selectivos y aleatorios que la Guardia Civil estaba realizando de los vehículos que estaban realizando su embarque en el buque que conecta Melilla con Almería, cumpliendo su función del Resguardo Fiscal del Estado.

Entre los vehículos había un camión frigorífico Iveco modelo 35C12, con matrícula nacional, que iba ocupado por su conductor, a quien realizaron en primer lugar un control documental personal y del vehículo.

Debido a las características del camión, los guardias civiles del equipo de registro procedieron a su inspección, pero al llegar a la zona del fondo, sospecharon que podría tener alguna manipulación, dado “un detalle nimio pero de bastante interés policial” que observaron.


Publicidad


Por ello, llevaron a cabo un registro exhaustivo de la zona junto a la caja-frigorífica característica de este tipo de camiones, donde retiraron del fondo una plancha de madera que ocultaba un doble fondo, en cuyo interior hallaron un total de 122 paquetes de diferentes formas y tamaños, con un peso de 342.900 gramos.

El contenido, tras su extracción análisis y pesaje, ha resultado ser polen de hachís, que contiene la más alta concentración del principio activo de este tipo de estupefaciente.

El conductor del vehículo y único ocupante es un ciudadano de nacionalidad española, varón, de 74 años de edad, con residencia en Zaragoza, que podría ser el lugar posible del destino de la droga intervenida.

El detenido ha sido puesto a disposición judicial como supuesto autor de un delito contra la salud pública, junto a la droga intervenida y el vehículo utilizado en la comisión del ilícito penal.