Miércoles, 21 de Agosto de 2019

El Partido Popular y Ciudadanos critican en el Ayuntamiento de Zaragoza la convocatoria para este sábado de una charla con las madres de los condenados por la agresión de Alsasua (Navarra) en el Centro Cívico Río Ebro, de titularidad municipal.

Tanto PP como Cs aluden, en dos ruedas de prensa en el día de ayer, al reglamento de centros cívicos municipales, al considerar que la cesión de este espacio, a petición del colectivo ‘Rasmia’, puede ir en contra de los “valores constitucionales”.


Publicidad


Para Ciudadanos la cesión de este espacio es “vergonzosa”, por lo que pedirán un estudio para saber si su celebración cumple con el reglamento. Mientras, desde el PP han pedido que se suspenda.

En la convocatoria de este evento a través de Facebook, los organizadores anuncian que las madres de los “presos políticos” de Alsasua narrarán “el hostigamiento a que son sometidos por parte del Estado español los habitantes de esa localidad”.

Desde Ciudadanos, la portavoz municipal Sara Fernández critica que la charla tienen como objetivo defender que los condenados por agredir a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua en octubre de 2016 son “presos políticos”.

“Es algo intolerable en cualquier democracia, salvo que sea el Ayuntamiento de Zaragoza, donde parece que hay barra libre y manga ancha para aquellos afines al equipo de Gobierno”, consideró.

En este sentido, la concejal pidió que se haga todo lo posible para evitar que se pueda celebrar este acto e instó al alcalde a que encargue la elaboración de un informe técnico que analice si la cesión de este espacio puede vulnerar el reglamento de centros cívicos.


Publicidad


Explicaciones que pedirá también la concejala del Partido Popular Patricia Cavero, quien solicitará el próximo jueves en comisión plenaria a la consejera de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto, Elena Giner, que se anule la cesión de estas instalaciones.

“Tiene que rectificar. Quiero recordarles la cesión de un centro cívico en Delicias sobre Cataluña, los lazos amarillos en las Fiestas del Pilar o la cesión el mes de noviembre del Centro Luis Buñuel a una asesina del GRAPO. Y hoy ha dado un paso más”, censuró la edil.

Para Cavero, el equipo de Gobierno de Zaragoza en Común “ha vuelto a ceder un espacio público a quien no debería hacerlo” por lo que “tiene que rectificar” ya que, a su juicio, “se ha vuelto a poner con esta cesión del lado de quien no respeta la constitución ni la ley”