Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Los grupos municipales de PP, PSOE y Ciudadanos han sacado adelante este martes una moción en la que instan a ZEC a revocar los últimos cambios en las calles aprobados unilateralmente por el Gobierno de Zaragoza, en la que retiraban el nombre a alcaldes y personalidades relacionadas con el franquismo.


Publicidad


Esta iniciativa viene como respuesta a la decisión del Gobierno municipal el pasado mes de marzo de retirar el nombre de los alcaldes franquistas Mariano Horno Liria, Juan José Rivas y Miguel Merino, así como del arzobispo Rigoberto Domenech, que han pasado a denominarse Blanca Catalán de Ocón, María África Ibarra y Oroz, Pilar Ponzán Vidal y Emilio Gastón.

En defensa de la moción, el portavoz popular, Jorge Azcón, ha comparado estos cambios con el del Pabellón Príncipe Felipe, tumbado en los tribunales tras la denuncia del Partido Popular. El candidato del PP, Jorge Azcón, ha abogado por respetar lo que ha sido la “tónica general” en Zaragoza, que los cambios en la nomenclatura se hagan por consenso y respetando a los alcaldes.

En este sentido, ha calificado de “miserable” y “gratuito” el ataque a Miguel Merino, primer edil durante los años de la transición, hasta las primeras elecciones democráticas.

Desde ZEC, la vicealcaldesa, Luisa Broto, ha negado que el cambio de nombres responda a ningún tipo de “sectarismo”, sino simplemente al cumplimiento de la Ley autonómica de Memoria Democrática.

Esta norma prohíbe que los espacios públicos rindan homenaje a políticos o militares afectos al golpe franquista y que incluye expresamente el periodo desde la Segunda República hasta la entrada en vigor de la Constitución de 1978.


Publicidad


El socialista Carlos Pérez Anadón ha criticado el cambio unilateral, que cree que se debe a la “falta de proyectos e ideas” de ZEC, que tapa con gestos “sectarios”, y al “desprecio a la búsqueda de acuerdos”, aunque ha reconocido que “sigue habiendo calles que cambiar”.

Cristina García, de Ciudadanos, no ha rechazado el fondo, pero sí las formas, por no informar a los grupos de la oposición, ya que cree que todos los grupos van a apoyar la Ley de Memoria Histórica.

En representación de CHA, Carmelo Asensio ha votado en contra de la moción del PP y ha defendido la memoria de los represaliados por la dictadura, además de considerar “indigno” que alcaldes franquistas como Gómez Laguna o Cesáreo Alierta sigan teniendo una calle en Zaragoza.


Publicidad


Este punto del orden del día también ha contado con la intervención de VOX, de la mano de su candidato a la alcaldía, Julio Calvo, quien ha apoyado la propuesta, aunque ha reprochado a los populares que no hayan derogado la Ley de Memoria Histórica como prometieron.

Jorge Azcón, como promotor de la moción, ha respondido al candidato de la formación derechista recordándole que él mismo ejerció de portavoz del PP, en referencia al candidato de VOX -ex PP– en materia de cultura entre 2011 y 2015, área responsable del nomenclátor de la ciudad, y entonces no defendió ningún cambio en el nombre de las calles.