Martes, 17 de Septiembre de 2019

La Plataforma Aragonesa No Hablamos Catalán (PANHC) quiere manifestar su repulsa más absoluta hacia la política cultural del Gobierno de Aragón PSOE-CHA.

Recientemente se ha conocido, tal y como publicó este periódico, cómo Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña, presidió el pasado 9 de julio la presentación en el Museo de Lérida del retablo de San Bartolomé, obra de Pere Espallargues, procedente de la iglesia de San Martín de Capella (Huesca).

El propietario de la obra, Tatxo Benet, la compró a un anticuario que, a su vez, la había adquirido en una subasta en la que el valor del retablo se estimó entre los 200.000 y los 250.000 euros.


Publicidad


El propio Tatxo Benet ha explicado que ofreció al Gobierno de España y al Gobierno de Aragón su derecho de retracto pero ambos Ejecutivos lo rechazaron. Ahora, Benet ha cedido en depósito la obra al Museo de Lérida.

Además, esta obra aragonesa ha sido incluida en el Catálogo del Patrimonio Cultural de Cataluña y la Generalitat la ha declarado “inexportable”.

El Departamento de Cultura Aragonés se ha escudado en que no adquirieron la pieza porque “no había disponibilidad presupuestaria”. Esto es lamentable, vergonzoso y vergonzante. 

El Gobierno de Aragón no tiene 250.000 euros para recuperar el retablo gótico aragonés de Capella pero sí tiene cientos de miles de euros para imponer el catalán, para crear concursos literarios en catalán con sus correspondientes partidas económicas, para hacer discursos desde el Monasterio de Sijena en fechas señaladas y así querer aparentar aragonesismo y darse autobombo y, ahora, nos enteramos a través de las noticias que la DGA ha gastado millones de euros que “no están amparados en normas de rango legal o reglamentario”.

“Es lamentable, vergonzoso y vergonzante que Aragón no adquiriera la pieza porque no había disponibilidad presupuestaria”

Y, encima, ahora el Departamento de Cultura del Gobierno de Lambán sale a escena para anunciar que pedirá al Museo de Lérida que deje clara la procedencia aragonesa del retablo.

¿Pero es que nos toman por imbéciles a los aragoneses? Cuando deberían de haber actuado recuperando una pieza histórica del arte aragonés, no hicieron nada.

Bueno, sí. Dejaron que el retablo de San Bartolomé, procedente de Capella -¡oh, casualidad!, de un municipio del Aragón oriental- quedase en manos del nacionalismo catalán.

Por cierto, el director del Museo de Lérida, Josep Giralt, ya anunció el mismo día de la presentación del retablo de Capella que “no renunciaremos nunca a explicar la Franja. Queremos explicarla desde la prehistoria hasta el siglo XXI”.

Es decir, que el director del Museo de Lérida considera que la historia de las comarcas de la zona oriental de Aragón pertenece a la historia catalana, y que dichas comarcas son esa Franja con que el nacionalismo catalán denomina al territorio aragonés que pretende anexionarse.

Asimismo y, una vez consumada otra afrenta de la DGA hacia las comarcas orientales, la ‘Plataforma Aragonesa No Hablamos Catalán’ entiende que el PAR no puede prestarse a un Gobierno con los mismos que rechazan recuperar el arte sacro de la zona oriental de Aragón.

“Si el PAR quiere seguir entorchando el símbolo del aragonesismo, que se preocupe más de ver con quiénes pacta y por qué”

¿Quién explicará a los votantes del PAR que la formación aragonesista comparte Ejecutivo con PSOE y Chunta, es decir, con los partidos que no quisieron recuperar el retablo gótico de Capella?

Si el PAR quiere seguir entorchando el símbolo del aragonesismo, que se preocupe más de ver con quiénes pacta y por qué, en lugar de hacerse tantas fotos en Sijena de cara a una galería que cada vez está más huérfana de representación política en las Cortes de Aragón.