Miércoles, 21 de Agosto de 2019

Cada año por estas fechas, miles de padres se enfrentan por primera vez al dilema: ¿qué colegio es el mejor para mis hijos?

Es una decisión muy importante, que no se puede tomar a la ligera o basándose simplemente en la comodidad de la cercanía al hogar.


Publicidad


Nuestros hijos pasan una media de 6 horas diarias en el colegio, algunos hasta 8, si descontamos las horas de dormir, eso representa más del tiempo que están en casa con los padres.

Como bien dice un proverbio africano, para educar a un niño hace falta la tribu entera. Que traducido a nuestra sociedad actual significa que esta influye en la educación de nuestros hijos e influye en nosotros como padres, dejando en todos una huella, de nosotros depende cómo queremos que sea esa huella.

El colegio será pues su primer entorno de socialización después de su familia, por eso es tan importante su elección.

A la hora de elegir el mejor colegio conviene elaborar una lista de los colegios que nos gustaría conocer y visitar, sin descartar ninguno a priori por lejanía, costo económico u otras razones. Es bueno comparar e informarse, para tener buen criterio y saber elegir, sin dejarnos influir por prejuicios ni rumores.

“El colegio será su primer entorno de socialización después de su familia, por eso es tan importante su elección”

La mayoría de los centros ofrecen en esta época del año jornadas de puertas abiertas, en las que se pueden visitar y te informan sobre su ideario, proyecto educativo e instalaciones.

Como padres debemos informarnos bien de todo lo que nos preocupe e interese. Pensar que vuestro hijo comenzará su etapa escolar con 3 años y la idea es que la continúe, en el mismo centro hasta los 18, un total de unos 15 años, por eso es fundamental conocer también el resto de las etapas educativas, su nivel y resultados académicos, el trato entre estudiantes y profesores, la normativa, el respeto, resolución de conflictos, los valores que trabajan etc.

Todos estos temas son notables y hay que tenerlos en cuenta, aunque vuestros hijos sean ahora muy pequeños. Porque recordar que crecen y crecen, aprendiendo lo que ven a su alrededor.


Publicidad


Como ya dijo Aristóteles, la persona es mente, cuerpo y alma y por tanto es transcendental cultivar las tres áreas de la persona para tener niños completos, niños que serán la sociedad del futuro.

Si solo trabajamos la parte del conocimiento y dejamos la parte física y el alma de lado, tendremos personas incompletas, lo mismo si solo nos centramos en lo físico.

Por eso es importante que el centro educativo que elijamos ayude a nuestros hijos a desarrollarse en los tres aspectos, conocimientos e idiomas, junto a habilidades motrices y deportivas pero sin descuidar las habilidades sociales tan importantes para la vida, en las que estén reflejados unos valores que les ayuden a ser personas respetuosas y buenas.

Otro factor clave a tener en cuenta a la hora de elegir colegio es la participación de los padres en la educación de los hijos dentro del centro.

Ya que los padres son los principales responsables de la educación de sus hijos y el colegio colabora en esa tarea. Formar buen equipo con el profesorado en esa labor, a través de las tutorías, de la formación de padres y de la participación dentro del colegio en distintas actividades, en definitiva sentirse una parte importante del colegio como sí de una gran familia se tratase.

“Otro factor clave a tener en cuenta a la hora de elegir colegio es la participación de los padres en la educación de los hijos dentro del centro”

Para ello es necesario sentirse identificados con el ideario y los valores del centro.

Elegir un colegio es algo más que buscar su proximidad a casa o que tenga unas instalaciones deportivas estupendas o que sea bilingüe, calificativo que la mayoría tiene pero que no es la realidad ya que ni la mitad de la jornada es en otro idioma ni los profes son nativos. 

Elegir un colegio en el que los niños sean felices, siendo protagonistas de su propio aprendizaje. Un colegio que dé seguridad y tranquilidad a los padres. Un colegio que saque lo mejor de cada alumno cultivando las tres áreas de la persona.


Publicidad


Un colegio con un proyecto educativo abierto y con visión de futuro, en vistas a educar a la sociedad del mañana. Un colegio abierto a las familias en el que se sientan protagonistas y formen equipo junto al profesorado.

Un colegio que se preocupe de vosotros y de vuestro hijo, que apoye y ayude, que trabaje los valores que queréis para vuestra familia, que eduque en el comedor, en el recreo, en clase, en las salidas culturales, en cualquier momento. 

Porque la educación de los hijos no se deja a la improvisación, es decisivo elegir bien el colegio donde van a pasar unos años muy importantes de su vida.

*Cristina Gil Gil es autora del libro La profe responde y del blog Ideas para crear y disfrutar