Lunes, 26 de Agosto de 2019

Verdaderamente me alegré. Como amiga, sabía de la valía personal y profesional que tienen las cuatro… y decidirse a ponerla al servicio de los ciudadanos tiene un grandísimo valor. A pocos días para una nueva cita en las urnas, aplaudo su decisión para entrar de lleno en el terreno político participando activamente en él.

Las cuatro son mujeres. Aragonesas. Mujeres preparadas y formadas profesionalmente, personas buenas y honestas, enamoradas de la tierra que les une, candidatas en las filas de distintos partidos políticos, cuyo futuro se aclarará en los próximos comicios.

Lo cierto es que, a tenor de los datos, la política ha abierto de par en par sus puertas a la igualdad. Es, de hecho, el ámbito de poder que ha incorporado a la mujer en mayor medida, muy por encima del económico o judicial.

En estos momentos, tenemos cifras récord de diputadas en España, si lo comparamos con el resto de parlamentos del mundo.

“La clave está en que lo desempeñen con un verdadero sentido de la responsabilidad y de la ética, teniendo claro que están prestando un servicio a la sociedad”

Puede asombraros, pero así es. Ellas han ocupado un espacio que, hasta hace nada, era un monopolio masculino. Y de veras me parece positivo saber que cada vez más mujeres ocupan puestos de decisión política… ¿Pero eso es todo?

La clave está en que lo desempeñen con un verdadero sentido de la responsabilidad y de la ética, teniendo claro que están prestando un servicio a la sociedad, del que depende el bienestar de todos, y no para complacer su propio ego ni reputación.


Publicidad


El prestigio que su puesto les confiere necesita validarse por su valor humano y profesional altamente probado. Porque cualquiera no es capaz de desempeñar un servicio público íntegro. Tampoco por el hecho de ser mujer y tener que cumplir una cuota por ley.

Por ello, valoro que haya mujeres, con deseos de cambiar las cosas desde dentro, capaces de mirarse al espejo y reconocerse, creyendo en ellas, en sus cualidades femeninas, en su modo de hacer, de plantear y resolver conflictos…

Mujeres autenticas liderando los cambios que la sociedad necesita, sin tener que forzar poses masculinas para ganarse la autoridad del puesto. Mujeres políticas trabajando codo con codo con los hombres, ambos conscientes de que hay que predicar con el ejemplo, dando pasos al frente, y más si cabe a la hora de defender los derechos de la mujer, de la familia, la educación y la maternidad.


Publicidad


No se que pasará el próximo día 26, pero brindo por el futuro de nuestra sociedad, y como no, porque mis amigas recientemente incorporadas sigan siendo en todo momento ellas mismas, sensatas y audaces en la labor que tienen por delante, sin achicarse ante los bandazos que en política van y vienen, utilizando nuestra mirada femenina rica en matices, ahí donde les toque estar y representarnos.

Ana María Farré Gaudier

Co-Fundadora de “Mujeres Influyentes de Aragón” (Womantalent España)