Sabado, 12 de Junio de 2021

Se confirman los peores presagios que ya se intuían por las variables comunicadas esta última semana.

En principio, el Gobierno de Aragón anunciará en el día de hoy el confinamiento de Zaragoza -puede que también Ejea de los Caballeros y Alcañiz- así como rebajar el cierre de las actividades no esenciales a las 18.00 horas y la rebaja del toque de queda de las 23.00 horas a las 22.00.


Publicidad


La positividad disparada, el bajo porcentaje de asintomáticos, la incidencia por los rangos de edad (han bajado las incidencias en los mayores de 75 años, que suelen elevarse cuando hay brotes en residencias, y han subido las edades “familiares”), ya nos hacían sospechar que no estábamos viendo la realidad de los datos.

Las medidas propuestas desde el Gobierno de Aragón (la última modificación se realizó el día 03 de enero, cuando pasamos a Nivel 3 Agravado Modulado), no parece que estén haciendo efecto, y aunque sólo han pasado 10 días, están aplicadas de acuerdo a unas incidencias que no son las que tenemos actualmente.

Seguimos haciendo un número muy bajo de test, siempre en base a la demanda, que se queda muy corta como llevamos comprobando desde la segunda ola que tuvimos en Aragón este verano. En esta última semana, casi no hemos pasado de 3.000 pruebas diarias, y como bien se refleja en los gráficos del Ministerio de Sanidad, somos de las CCAA que menos realizan por habitantes, como consecuencia, la positividad tan alta que tenemos.


Publicidad


Por otro lado, existen municipios con alta incidencia en 14 días por 100.000 habitantes (Benabarre 2100, Calanda 2000, Sádaba 1500, Ejea 1400), no entendemos que no se hayan realizado test masivos en dichos municipios, para poder controlar mucho mejor la transmisión.

“Somos de las comunidades que menos test realizan por habitantes, de ahí la positividad tan alta que tenemos”

La realidad que se vive en los Centros de Atención Primaria es una presión insostenible, familias enteras contagiadas, positivos que comunican más de 15 contactos, zonas con trasmisión comunitaria. Nos ha salido muy caro lo de salvar la Navidad.

Nuestro Presidente, el Sr. Lambán, ya insinuó el miércoles el aumento de restricciones para poder doblegar esta curva, que casi asciende en vertical. Vamos siempre por detrás del virus, parecía que con la tercera ola de noviembre, habíamos aprendido la lección, pero volvemos a la casilla de salida, una vez más.

Con los 907 positivos de ayer, alcanzamos una media de casi 4000 casos semanales en Aragón, llegando a una incidencia aproximada a 14 días por 100.000 habitantes, de 470. ¿Bastará con las medidas impuestas para poder reducir estos números tan altos? ¿Cuántos ingresos, personas con secuelas, incluso niños, o fallecidos podemos soportar? ¿Esperarán a los datos de mañana y el sábado para anunciar medidas, como ha ocurrido últimamente?


Publicidad


La situación en España y Europa, nos hace ver que esta puede ser una ola diferente al afectar, en gran medida a gran parte de la población, no sabemos si las distintas variantes del virus están aumentando la transmisión, o simplemente son consecuencia de las celebraciones de la Navidad.

Los siguientes días serán definitivos para ver la realidad, las fiestas y los atrasos por el temporal puede que no nos dejen ver del todo las cifras que se están dando en nuestra comunidad.

*Carmen y Sonia Gutiérrez

Publicidad