Martes, 13 de Abril de 2021

El 25 de octubre de 2020 el ejecutivo aragonés procedió al cierre perimetral de todo el territorio, al confinamiento provincial y al las tres capitales de provincia debido a que la situación epidemiológica pasaba por un momento de extrema gravedad. Todos entendimos las medidas.


Publicidad


La situación mejoró notablemente. Y el sábado 13 de diciembre el presidente de Aragon, y la consejera de Sanidad, anunciaron la notable mejoría y comunicaron que, si la situación seguía a la baja, el 23 de diciembre las estaciones de esquí se abrirían.

Pero… ¡cuál fue nuestra sorpresa! Cuando tan solo una semana después anunciaron más medidas restrictivas y la no apertura de estaciones. Lo pospondrían para el 8 de Enero.

Mientras tanto, en las ciudades, la vida siguió. Había que salvar la campaña navideña, los centros comerciales llenos hasta la bandera, las calles repletas de gente y nuestros pueblos vacíos. ¡Qué caro lo íbamos a pagar en el Pirineo!

El Gobierno de Aragón jugó y se río de una población que su único deseo y objetivo era el de poder trabajar.

Veíamos cómo nuestros vecinos catalanes utilizaban corredores seguros mediante reservas de alojamientos para que los turistas de toda España pudieran acceder a sus pistas de esquí. La mayoría cruzando nuestra región. Y salvando así la economía de su zona.

“El Gobierno de Aragón jugó y se río de una población que su único deseo y objetivo era el de poder trabajar”

Mientras tanto en el Pirineo Aragonés veíamos cómo la gente se iba marchando porque no hay trabajo. Los hoteles, los bares, los restaurantes, las tiendas de deporte, los alquileres de esquí, las inmobiliarias cerradas y sin reservas. Y los pueblos vacíos.


Publicidad


La tristeza, la rabia e impotencia iba en in crescendo. Y mermando la capacidad de lucha de todos nosotros. Llegó el 16 de Febrero. El tan esperado, y a la vez temido, comunicado en el que Aramón anunció que no abría sus instalaciones.

Después de todo: nos han mentido, nos han manipulado a su antojo y, lo que es peor, nos han mantenido en un estado de incertidumbre que ha hecho mella en todos nosotros. Hay miles de familias y empresas arruinadas. Personas trabajadoras que hemos tenido que tirar de nuestros ahorros para poder subsistir. El ejecutivo aragonés ha llevado a la ruina a todo el Pirineo.

Nosotros solo pedimos un plan de rescate económico puesto que estamos viendo que a otro tipo de industrias como son las del sector del automóvil, o el transporte urbano por carretera, les han dado una buena inyección.

“El ejecutivo aragonés ha llevado a la ruina a todo el Pirineo. Sólo pedimos un plan de rescate económico”

Quiero dejar claro que no pedimos por pedir. Que el gobierno de nuestra comunidad con sus desmesuradas restricciones de movilidad es quien nos ha llevado a la ruina puesto que nuestra industria, y el principal motor económico de nuestra zona, es la nieve. Y son ellos los que han prohibido la entrada de visitantes y turistas a nuestros valles, negando la libre movilidad y privándonos así de poder ejercer nuestro derecho al trabajo.


Publicidad


A pesar de que nuestra provincia Huesca lleva más de un mes con menos de veinte casos diarios. Y que la consejera Sira Repolles no deja de recalcar en sus ruedas de prensa que toda la provincia se encuentra en fase dos, nuestras restricciones siguen siendo de estado de fase tres agravada.

Nuestros pueblos se encuentran en una situación límite. Necesitamos ayudas económicas urgentes. Y no esos mil euros que ofreció el señor Arturo Aliaga en octubre y que a día de hoy no han llegado.


Publicidad


Señores del ejecutivo, tan solo les haré una propuesta: pónganse si son capaces en la piel de cualquier autónomo de los valles del Pirineo. Paguen todos sus impuestos rigurosamente todos los meses, paguen todas sus facturas y todos sus gastos fijos sin percibir ningún tipo de ingresos. Porque le repito que nuestra industria son las estaciones de esquí. Y ustedes no las han abierto.

¿Cómo se sentirían ustedes si durante cinco meses no recibieran sus buenas nóminas? ¿Seguirían pagando todo sin tener con qué?

Los que vivimos aquí también somos ciudadanos aragoneses. Dejen de mentirnos, dejen de reírse de nosotros y pónganse a trabajar por un pueblo que, con su nefasta gestión, han arruinado en tan solo tres meses.

Preparen un rescate económico para esta tierra que solo ustedes han abandonado y dejado a su suerte.

*María José Mingarro es miembro de la plataforma ‘SOS Pirineo’

Publicidad