Martes, 25 de Enero de 2022

Prácticamente a la par que el Grupo Atípico inauguraba su nuevo restaurante, Utópico, el restaurante que dio origen el Grupo cumple 5 años. Y para celebrarlo, el local más longevo de este grupo ha creado un plato solidario que fomenta la memoria con cinco ingredientes y un toque secreto que mejoran la salud a nivel neurológico, en colaboración con la Fundación Neuropolis.

Publicidad

Publicidad


La propuesta culinaria que el chef del restaurante Óscar Fernández ha creado es un poke hawaiano que cuenta con cinco ingredientes: dados de atún, mango, fruto seco, aguacate y arroz frito y un elemento secreto de grandes cualidades.

Atípico

Los ingredientes de este plato son buenos para la memoria / Atípico

Con su venta (desde el día 20 de diciembre y hasta finales de enero), se realizará una donación a la Fundación Neropolis para que puedan seguir investigando para mejorar el bienestar de las personas que tienen enfermedades como demencia o el Alzhéimer.

Además del plato, en el Atípico también hay una versión en miniatura que sale a la venta en formato tapa, y que se llama Ico de Tarento, en homenaje al primer atleta de la historia que llevó un régimen dietético para mejorar su rendimiento ya en la antigua Grecia porque su entrenador llegó a la conclusión de que mejorando la alimentación, mejoraba su rendimiento. Esta opción estará disponible después de estas fechas navideñas.

LA IMPORTANCIA DE LOS ALIMENTOS PARA FRENAR LAS ENFERMEDADES NEUROLÓGICAS

Restaurante Atípico

La alimentación es clave para la salud mental / Atípico

Para poner en marcha esta iniciativa, el gerente de Atípico, David Álvarez, ha contado con la colaboración del Dr. Antonio Oliveros, director de la Fundación e investigador. Entre los alimentos que destaca este médico, que es una referencia de las enfermedades neurológicas, están la cúrcuma, el azafrán, el ginseng y del Ginkgo biloba, ya que “tienen propiedades muy parecidas en cuanto al efecto antioxidante y el efecto antiinflamatorio. Es más, administrados en dosis altas, se ha visto que tenían incluso algún efecto terapéutico similar al de algunos fármacos”.

Para este investigador, “la explicación sobre su efectividad es que el principio activo de la cúrcuma, que es la curcumina, tiene una serie de propiedades, sobre todo, antiinflamatorias y antioxidantes que son protectoras frente a enfermedades neurodegenerativas”.

Junto a estos ingredientes, el Dr. Antonio Oliveros también destaca la virtudes de la dieta mediterránea,  comprobadas en un estudio realizado en Barcelona sobre una muestra de diez mil personas durante cinco años. Según este estudio, el aceite de oliva, el ajo, la cebolla y los frutos secos son buenos para el cerebro.

Hay que tener en cuenta que, según los científicos, “en teoría, hablando del cerebro, el 30% de las calorías que ingerimos a lo largo del día deberían ser grasas: 65% de monoinsaturadas, 10% de poliinsaturadas y 15% de saturadas. Y resulta que la composición del aceite de oliva virgen es 71% de monoinsaturados, 8,8% de poliinsaturados y 14% de saturados. O sea, prácticamente la composición ideal para el cerebro”.

Publicidad