Lunes, 10 de Mayo de 2021

El chef aragonés Carmelo Bosque, propietario de restaurantes como el Lillas Pastia oscense, con una estrella Michelin, y el Quema, en el museo Pablo Serrano, vuelve a tomar las riendas del restaurante situado en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, en la plaza de Basilio Paraíso.

Con el nombre de ‘Paraninfo Flor’, la nueva etapa al frente de este singular edificio cuenta con la cocinera Diana Roitegui, quien tras formarse en algunas de las cocinas más prestigiosas de España ha liderado las cocinas de La Granada y el Quema, dos referentes en Zaragoza.

Pero al margen de nombres propios, los dos grandes argumentos del Paraninfo Flor son su menú, con una propuesta muy cuidada por solo 17,50 euros, con la bodega incluida, y el impresionante edificio en el que se encuentra alojado. En el interior del emblemático Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, el restaurante cuenta con dos espectaculares comedores de altos techos y con grandes ventanales, que con la llegada del buen tiempo se abren para crear una bonita ‘terraza’ interior.


Publicidad



Publicidad


El primero de los comedores, en el que se encuentran la barra y la zona de cafetería, tiene una curiosa forma semicircular con varias mesas que dan hacia los patios interiores del Paraninfo, mientras que el segundo es una amplia sala rectangular atravesada por unas impresionantes columnas.

En su menú, que va cambiando para ofrecer los mejores productos de cada temporada, se pueden disfrutar de algunos clásicos que ya triunfaron en La Granada, como sus ‘langostinos en gabardina de pasta brick, salsa agridulce y rúcula’, y de novedades tan cuidadas como sus ‘canelones de pollo al curry napados con salsa bechamel especiada’, ‘bacalao Skrei con salsa de pimientos, compota de cebolla de Fuentes y tomate o ‘caldereta de ternasco de Aragón IGP, guisado con tomillo y citronela’.

Entre los postres de su menú de esta temporada destacan su ‘sopa fría de melón, macedonia de frutas, hierbabuena, jengibre con sorbete de fruta de la pasión’, su ‘bizcocho cremoso de Baileys, tres chocolates y migas de cacao’ o su ‘torrija de pan de mantequilla, sopa de canela y helado de leche’.

Publicidad