Martes, 13 de Abril de 2021

Pastelería Ascaso ha querido hacer su particular homenaje a los profesionales de los servicios esenciales por su importante labor y dedicación durante este año de pandemia y lo ha hecho de la manera más dulce: “vistiendo” sus tradicionales monas de Pascua con los característicos uniformes.

Publicidad

Las figuras que más gustan a los niños se han vestido de enfermeras, médicos, policías o cocineros, como agradecimiento a todo lo que han hecho por nosotros durante estos meses. Confiamos en que gusten mucho a pequeños y mayores”, indica Sura Ascaso, responsable de Desarrollo de Negocio de la marca.

“Para nosotros, como para todos, ha sido un año particularmente duro, que ha coincidido con nuestro 130 aniversario, y nos parece que estos profesionales ejemplifican el mejor mensaje que podemos transmitir a niños y adultos: que todos tenemos que mirar hacia adelante y seguir, como ellos han hecho por nosotros”, matiza.

Las monas de Pascua que se realizan en el obrador de Pastelería Ascaso transmiten, además, otro mensaje: apuestan por la sostenibilidad. “Están elaboradas artesanalmente con chocolate de Valrhona, obtenido de un cacao puro cultivado de manera socialmente responsable para garantizar la sostenibilidad de sus casi 19.000 productores y del medioambiente. Esto redunda en beneficio del consumidor, ya que asegura la calidad de la materia prima, trabajada de manera honesta en nuestro obrador para que el que la saboree disfrute de una creación gastronómica única”, explica Sura Ascaso.

A las monas tradicionales, con forma de barco, helicóptero, casita y, sobre todo, de huevo, se suman este año unas creaciones más especiales: “Son unos ositos muy simpáticos caracterizados de esas profesiones que tan importante han sido siempre y este año se han valorado más. Eso sí: todas tienen el denominador común de ser cien por cien naturales, sin colorantes artificiales ni conservantes en su receta, de tal manera que los colores que muestran son los de las diferentes variedades de chocolate utilizados en su elaboración o los derivados de su mezcla con leche.

Tampoco contienen gluten. Son piezas únicas elaboradas de una en una con la maestría de nuestros pasteleros, donde trabajamos el chocolate desde hace más de 40 años“, concluye Sura Ascaso.

Las tradicionales monas de Pascua de Ascaso sólo se pueden comprar en las tiendas físicas de la marca en Huesca, Zaragoza y Madrid.


Publicidad


La novedad de este año es que se puede solicitar su envío a domicilio en estas tres ciudades: “El año pasado las circunstancias nos condujeron a hacerlo por primera vez en Huesca con el objetivo de que los niños no se quedaran sin monas de Pascua en una Semana Santa confinada, y la aceptación fue tan positiva que este año lo vamos a hacer igual, ya que todavía hay mucha gente mayor que no puede ver a sus nietos o que, sin más, quiere enviar un regalo más especial”.

*Lea aquí la historía de Pastelerías Ascaso: de cómo un pastel puede cambiar el rumbo de una saga familiar

Publicidad