Miércoles, 27 de Enero de 2021

El restauranteEl Tizón’ de Jaca (Huesca) permanece cerrado tras desplomarse la nieve que se acumulaba en el tejado sobre su terraza, que ha quedado “rota”, según ha explicado su propietaria a Europa Press, Pepa Calvo, quien se ha quejado de que no ha recibido “ninguna llamada de ninguna administración”, y ha pedido apoyo para el sector.


Publicidad


Calvo ha señalado que, el pasado lunes, “estuvo cayendo nieve toda la noche y se fue acumulando en los tejados y las terrazas; a las 11.45 horas nos pusimos a quitar nieve y a los diez minutos cayó desde el último piso toda la nieve y nos rompió la terraza, con la suerte de que no era la hora de dar comidas y estaba todo cerrado; no dio ni tiempo y cayó la avalancha”.

La nieve “reventó mesas, sillas y estufas, el camarero dio un salto y avisó”, ha continuado Calvo, quien ha añadido que cayó “con tal estruendo que todo el mundo miró“. Han tenido “mucha suerte” porque no ha habido daños personales.

El accidente “nos deja sin trabajar”, ha lamentado la propietaria, quien ahora tiene que “pelear” con los seguros. Ha observado que Jaca se encuentra en el Pirineo y que, sin las restricciones “estaríamos dentro”, pero al no poder abrir en el interior, hasta ahora han mantenido abierta la terraza para reducir las pérdidas, insistiendo en que “en condiciones normales esa terraza no hubiera estado abierta”. “Esto no es Málaga“, ha recordado.

Ahora “nos han dejado sin ingresos, sin poder sobrevivir, nos están dando la última puntilla”, se ha quejado Pepa Calvo, quien ha considerado que se podría permitir un 20 o 30 por ciento de aforo para guardar las distancias de seguridad y se podrían abrir las ventanas, pero “nos quieren matar de hambre, arruinar a todos”. “No sé qué están haciendo con la hostelería”, ha agregado.

IMPUESTOS

“Solo pedimos que nos dejen trabajar igual que nos exigen pagar impuestos, o que nos cierren a todos” y no “hacer lo que nos están haciendo para obligarnos a pagarlo todo”, ha planteado la propietaria de ‘El Tizón’.


Publicidad


“Yo llego la primera y me voy la última, y como yo estamos la inmensa mayoría; vas con lo justo para ver si puedes subsistir“, ha dicho, recalcando que “seguimos pagando todo”.

Los hosteleros, ha comentado, están esperando “como agua de mayo” que el presidente del Gobierno regional, Javier Lambán, autorice aforos dentro de los establecimientos para “poder hacer algo” porque “como sigamos así va a ser imposible”.

Publicidad