Martes, 25 de Enero de 2022

La Navidad es el momento en el que los consumidores se esfuerzan más a la hora de elegir los alimentos que van a protagonizar las mesas. Para ello, en Aragón hay un sello de calidad que no falla: la ‘C’ de los productos con la certificación C’alial.

Publicidad

“La letra ‘C’ garantiza calidad, control y certificación”, explica Luis García Manero, presidente de la Asociación de Productores con Certificación C’alial (ADEPACA). Este sello creado por el Gobierno de Aragón identifica los productos de calidad aragoneses, que se distinguen por sus especiales cualidades, tanto gastronómicas como sanitarias y nutricionales.

Los fines de este sello de calidad son múltiples: fomentar una apuesta por la calidad entre los empresarios, impulsar la economía agraria y el mantenimiento de la población rural, y ofrecer a los consumidores una garantía de calidad en sus compras.

Entre los productos con el sello C’alial se pueden encontrar desde carnes de vacuno, pasando por dulces como la Trenza de Almudévar o guirlaches, así como arroz, aceites, borrajas, embutidos… “Un arroz caldoso con borrajas y longaniza podría ser un plato muy apropiado para estas Navidades, y puede elaborarse sólo con productos C’alial”, indica García Manero.

La venta de estos productos es bastante estable a lo largo del año, dado que son alimentos “muy ligados al medio rural que los consumidores ya conocen”, apunta el presidente de ADEPACA. No obstante, debido a la pandemia, “se ha empezado a valorar cada vez más el producto de Kilómetro 0, por lo que estas Navidades es posible que se note en las ventas”, añade.

MAYOR EXIGENCIA QUE LA NORMATIVA COMÚN

Los productos con el sello ‘C’, actualmente 18, garantizan “una mayor exigencia que la normativa, enfocada a que se reconozca en el sabor de los mismos“, explica García Manero. En este sentido, “el consumidor valora cada vez más el producto de cercanía, al ser más fresco y que utiliza menos productos de conservación, por lo que es más saludable”, concreta.

Para estar seguros de que se están adquiriendo productos con la certificación ‘C’ de C’alial, lo importante es “mirar la etiqueta”, señala el presidente de ADEPACA. A pesar de que los alimentos provengan de distintos productores, como por ejemplo en las carnes de vacuno, “los requisitos comunes hacen que los productos sean muy similares los unos de los otros”, asegura.

Con respecto a la campaña ‘Aragón Alimentos Nobles’ puesta en marcha por el Ejecutivo de la Comunidad, García Manero señala que la valoración es “muy positiva”, debido a la repercusión que está teniendo, y le encantaría que ésta se desarrollara “durante todo el año”.

Publicidad