Miércoles, 12 de Mayo de 2021

Al margen de las consecuencias sanitarias de la COVID 19, la pandemia está provocando una crisis económica que está dejando ciudades muchas más tristes. Simplemente dando un paseo por algunas de las calles más comerciales de Zaragoza, como la calle Alfonso, o el Paseo de las Damas, se cuentan por decenas los locales que han tenido que cerrar sus puertas en los últimos meses.

Publicidad

Tiendas, restaurantes y bares que no han podido soportar las restricciones, la disminución del consumo, o el alto precio de los alquileres.

Locales, muchos de ellos icónicos, que se han convertido en víctimas de esta situación, como el Gran Café Zaragoza, el café que ocupaba el local de la antigua joyería Aladrén y que desde el confinamiento de marzo no ha vuelto a abrir sus puertas, dejando un poco huérfano  a ese chaflán de la calle Alfonso. 

Pero desde entonces, son muchos más los cierres de establecimientos de hostelería que se han producido, o que están a punto de producirse.


Publicidad


ADIÓS A RIC 27 POR SAN VALENTÍN

El último cierre anunciado ha sido el de un clásico de la zona Centro: Ric 27. Después de 10 años en esta céntrica calle zaragozana, y tras ser uno de los pioneros en crear un restaurante diferente apostando por la decoración vintage gracias a sus techos altos y a su ecléctico mobiliario, el restaurante se sumará al listado de establecimientos que han tenido que cerrar sus puertas a causa de la pandamia.

Restaurantes que cierran por la pandemia en Zaragoza

Cocina mediterránea con toques de autor / RIC 27

Sus propietarios, el italiano Antonio Potenza y el zaragozano Daniel Cabana Lansac, han decidido echar el cierre del restaurante el próximo 14 de febrero a causa de la situación que estamos viviendo, y del fin de contrato del alquiler del local.

Aún así, podremos seguir disfrutando del buen hacer de estos dos hosteleros en los dos locales de las bocaterías San Güich (en plaza San Francisco y en la calle Francisco de Vitoria, en el antiguo Vitoria 25, y en La Polpetteria, la ‘dark kitchen‘ especializada en albóndigas.

BAR ARTIGAS, LA DESPEDIDA DE UN CLÁSICO

El pasado mes de diciembre también bajó la persiana de forma definitiva uno de los bares de tapas más clásicos de la capital aragonesa: el histórico Bar Artigas, un establecimiento que formaba parte de la escena urbana de esta zona de Zaragoza desde hace décadas.

Tras 54 años sirviendo tapas, la barra repleta de pinchos de este bar situado en el número 31 de la calle Pamplona Escudero, dejando un vacío importante entre los incondicionales de sus croquetas, sus huevos con gamba, o sus torreznos.

Bares que cierran en Zaragoza

Los torreznos y las gambas con huevo eran dos imprescindibles de este local / BAR ARTIGAS


Publicidad


EL FENICIA DICE HASTA PRONTO

El Bar Fenicia, conocido por muchos como ‘El Musti’, es otra de las víctimas de la covid. Situado en la calle Ossau y especializado en comida libanesa, a finales del pasado mes de enero anunció en sus redes sociales que tras 20 años en el Tubo zaragozano iban a traspasar el local a causa de la pandemia.

Bares que cierran en Zaragoza

El hummus es uno de los clásicos de El Musti / EL FENICIA

Aún así, los fans de las especialidades del Fenicia no tendrán que renunciar a ellas, ya que han anunciado que aunque cierran el actual bar de la calle Ossau, tienen planes para seguir trabajando en otro local más pequeño, aunque tan solo con comida para llevar.

Publicidad