Martes, 06 de Diciembre de 2022

La andadura de Amazon Web Services (AWS) en Aragón es ya, desde este 16 de noviembre, una realidad. Sus tres centros de datos, ubicados en El Burgo de Ebro, Villanueva de Gállego y la Plataforma Logística de Huesca (PLHUS) han empezado a operar y constituyen su Región de Infraestructuras en España, uniéndose a las que ya funcionan en Europa: Dublín, Estocolmo, Frankfurt, Londres, Milán, París y Zúrich.


Publicidad


Para este proyecto, AWS planea invertir un total de 2.500 millones de euros a lo largo de diez años con un impacto en el PIB de 1.800 millones de euros y la creación de 1.300 puestos de trabajo. El propósito de la compañía es el de ayudar a impulsar la innovación y la transformación digital, así como respaldar el crecimiento económico en todo el país, según ha informado la empresa estadounidense.

Esta apertura permitirá a los desarrolladores, las startups, los emprendedores y las empresas, así como las organizaciones públicas, educativas y sin ánimo de lucro ejecutar cargas de trabajo y almacenar datos de forma segura en España, además de satisfacer a los usuarios finales con una latencia aún más baja.

En palabras del vicepresidente de Servicios de Infraestructura de AWS, Prasad Kalyanaraman, esta nueva infraestructura local de categoría mundial “permitirá a organizaciones de todo tipo y tamaño a acelerar la innovación, mejorar los procesos empresariales y reinventar las experiencias de sus clientes y usuarios finales”. También, “ayudará a los clientes en España a “lograr los más altos niveles de seguridad, disponibilidad y resiliencia”, según ha explicado.


Publicidad


Una de las zonas donde el impacto va a ser más significativo es en Huesca, con su implantación en Plhus. Así lo ha reconocido el alcalde de la localidad, Luis Felipe, que ha señalado que se trata de un “auténtico revulsivo para la creación de empleo y el crecimiento económico” de la capital altoaragonesa.

Publicidad