Domingo, 29 de Enero de 2023

Tras la espectacular puesta en escena de España el pasado miércoles ante Costa Rica, tocaba desplazarse hasta el norte de Qatar, a la ciudad de Al Khor, para comprobar si el estado de forma de los de Luis Enrique fue simplemente fruto del azar. El estadio Al Bayt situado a 50 kilómetros al norte de Doha, siendo el más alejado de todo el Mundial y el único que no se encuentra en la capital qatarí.


Publicidad



Publicidad


Tras haber pasado el circuito de Lusail, donde se disputan los grandes premios de motociclismo y Fórmula 1, se podía observar imponente en el horizonte el segundo estadio con mayor capacidad de esta Copa del Mundo. El estadio inspirado en las tiendas beduinas del desierto cuenta con unas instalaciones espectaculares en sus alrededores; parques y lagos en mitad del desierto. Curiosamente, este estadio cuenta con dos rampas, cada una con acceso a los laterales del estadio, solamente para los espectadores VIP, que se podía observar como la subían con carritos de golf hasta la misma puerta de entrada.

Una vez en el perímetro del estadio y tras pasar los pertinentes controles de seguridad y comprobado que la tarjeta Hayya (imprescindible para poder viajar a Qatar durante el mes del torneo) y la entrada se entra en la Fan Zone. En esta zona, presente en todos los estadios, donde se puede disfrutar del ambiente previo al partido con múltiples juegos de los patrocinadores de la FIFA y puestos de comida para hacer mas amena la espera, también regalan a los aficionados banderas de los países y esta presente en un escenario el partido que en este momento se esta disputando.

Alrededor del escenario hubo mayoría española vibrando con la remontada croata como aperitivo del partido decisivo para los españoles. Una vez dentro del estadio, los voluntarios FIFA ayudan a los espectadores a encontrar sus asientos. Durante todos los partidos la organización del evento esta situando a los aficionados nacionales de cada selección en un fondo del estadio.

Tras el calentamiento de ambos combinados nacionales, comenzó la habitual ceremonia previa al encuentro. Los voluntarios empiezan el proceso de hinchar la enorme Copa del Mundo que se sitúa en el centro del campo sobre el logo del estadio donde se dispute el encuentro, un brutal espectáculo de luces y fuego con las banderas de las selecciones desplegadas y siendo ondeadas a los laterales del trofeo deseado por las 64 selecciones presente en el país del Golfo Pérsico.

Durante el partido la afición española con Marea Roja Fans a la cabeza no paro de animar con cánticos de apoyo al equipo del asturiano. Curiosamente, Marea Roja Fans ondeaba mas alta que ninguna otra una bandera mitad de España y mitad de Aragón, que paso a estado de euforia tras el gol de Morata que parecía definitivo para la victoria española.

Tras el empate ante los alemanes, España se la juega en el último partido del grupo E ante Japón, en el que España saldrá a por la victoria y el primer puesto, tal y como reconoció Luis Enrique en rueda de prensa. Para ello, habrá que esperar hasta el 1 de diciembre a las 20:00 hora peninsular, en el estadio Internacional Khalifa.

*Ricardo M. Sánchez desde Qatar 

Publicidad