Lunes, 18 de Noviembre de 2019

Los abogados penalistas son especialistas en una de las ramas más complejas del Derecho, como es la penal.
Se trata de un ámbito en el cual es regulada la potestad punitiva por parte del Estado. Puede considerarse dentro del área penal todo delito que lleve asociada una sanción o pena por ley.
El libro que establece las normas que han de cumplirse es el Código Penal.

Pero bien ¿a qué se dedica un abogado penalista?

En algunos casos, a defender a personas acusadas de delitos y, en otras, a formar parte de la acusación de víctimas de delitos también contemplados en el Código Penal.
Entre los delitos más graves que puede enfrentar un letrado penal en el ejercicio de su cargo, es la acusación de asesinato u homicidio a su cliente.

Este tipo de delitos estarían englobados dentro de los considerados contra la vida y las personas, entre los que también se encontrarían las lesiones.

Asimismo, los delitos contra el patrimonio son otra de las especialidades que comúnmente tratan los letrados dedicados a esta área. Hablamos de los robos, los hurtos, diferentes tipos de fraudes económicos, como puede ser el blanqueo de dinero.

Hay que tener en cuenta que a muchas personas que cometen infracciones, faltas o actos delictivos, les son impuestas penas de las que podrían librarse con una asistencia jurídica de calidad.
Otro de los asuntos que tratan con más asiduidad los abogados penalistas es el ámbito del tráfico de drogas.

El tráfico de sustancias estupefacientes se engloba dentro de lo que considera como delitos contra la salud pública. Ello puede conllevar muchos años de cárcel, pero una persona bien defendida tendrá mayores posibilidades de obtener una pena menor.

Otro de los delitos que tratan los profesionales son los que van contra la Administración, así como contra la seguridad pública.

También son de actualidad los delitos sexuales, para los cuales el Código Penal tiene reservadas penas que variarán en función de muchas circunstancias.

Estas circunstancias son las que deben dirimirse en el juicio, un proceso complejo desde muchos puntos de vista. Los delitos contra la libertad sexual, como agresiones o abusos, conllevan elevadas penas de prisión. Asimismo son objeto de análisis los actos delictivos dados en el ámbito de la familia. Hablamos, por ejemplo, de abusos sexuales a menores, de violencia de género, violencia intrafamiliar
Otro delito que hay que tener muy en cuenta es el de omisión de socorro, especialmente grave si se da después de atropellos, de accidentes de tráfico o de cualquier otra incidencia provocada por la persona que se da a la fuga.

En cualquiera de los casos, la presencia de un abogado de lo penal, resultará absolutamente primordial. Las leyes no se aplican automáticamente, sino que debe haber un proceso en el que se cotejen pruebas, se tomen testimonios y se realicen procedimientos de todo tipo para sacar a la luz la verdad. Lo cierto es que la verdad, a veces, no puede ver la luz sin la presencia de un abogado penalista cualificado.



Contenido patrocinado

loading...
No Hay Más Artículos