Viernes, 07 de Agosto de 2020

El atasco de una tubería es un problema muy molesto por el que la mayoría de las personas han tenido que pasar. Para evitar quebraderos de cabeza, situaciones incómodas y molestas debe de ser solucionado cuanto antes y así poder evitar problemas de mayor envergadura.

Entre las acciones más comunes que pueden dar lugar a un atasco en la tubería del hogar son:

· La acumulación de suciedad, comidas, grasas, a lo largo de la tubería.

· La instalación de una tubería no muy adecuada al uso que va llevar.

· El desechar materiales o elementos no apropiados.

El averiguar el motivo del atasco es el primer paso a seguir y a continuación elegir la mejor de las soluciones que se adapten al problema, en caso de que no se solucione lo mejor es contactar con una empresa de desatascos.

Entre las soluciones o trucos más efectivos para el desatasco de tuberías antes de solicitar la ayuda de un fontanero profesional cabe destacar:

· El uso del desatascador manual. Sistema utilizado para poner solución a pequeños atascos. Se puede optar por dos tipos de desatascadores manuales:

· Desatascador de ventosa que funciona por succión.

· El desatascador neumático que funciona por empuje de aire y succión.· Productos especiales o productos químicos. Se pueden encontrar en forma de gel, líquido o granulado. Este sistema está pensado para disolver la grasa y otros materiales orgánicos.

· Introducción de un alambre por el desagüe y extraer los residuos que estén provocando el atasco.

· Verter agua hirviendo con un poco de sal por el desagüe. Es muy importante el hacerlo poco a poco para que el atasco vaya deshaciéndose muy despacio.

· Verter bicarbonato y vinagre a través de la tubería. El bicarbonato al entrar en contacto con el vinagre genera una especie de espuma que debe dejarse reposar al menos durante dos horas. A continuación verter agua hirviendo y el atasco habrá desaparecido.

· Combinar sales de frutas con vinagre para desatascar las tuberías. Mezclar 3 cucharadas de sales de frutas con medio vaso de vinagre. Es muy importante dejar trabajar la mezcla durante unos minutos y aclarar con agua fría.

· Lubricar la tubería con jabón, con lavavajillas concentrado para que la grasa se deslice.
Salfumán. Este es uno de los productos más agresivos hasta ahora mencionados y que jamás debe de mezclase con sosa cáustica. En primer lugar se eliminará el agua de la zona atascada, se verterá el salfumán por la tubería y se dejará actuar durante al menos una hora. Este método debe de utilizarse como última alternativa ya que ataca al metal y debilita muchísimo las tuberías.

· Sosa Cáustica. También es otro de los productos agresivos que jamás debe de ser mezclado con ningún tipo de ácido o producto de limpieza. Introducir una taza de sosa en la tubería atascada y a continuación verter agua hirviendo. Esta mezcla quedará reposada al menos durante media hora, eliminando el elemento que esté obstruyendo la tubería.

· Ácido sulfúrico. Es un producto muy peligroso que solo puede conseguirse en una tienda especializada. Es muy importante el tomar muchas precauciones por sus peligrosas reacciones en contacto con el metal y la piel.

Pedir ayuda a un fontanero profesional. Si ninguno de los trucos o métodos anteriores ha resuelto el problema debe de solicitarse la ayuda de un buen profesional que ponga solución al atasco de manera rápida y eficaz.

Para evitar futuros problemas:

· Tirar los restos de comida al cubo de la basura antes de lavar los platos.

· Recoger el aceite en envases para luego llevarlos al punto limpio del aceite y no verterlo por el desagüe.

· Retirar los pelos una vez finalizada la ducha.

· No utilizar el váter como si fuese una papelera.

· Evitar tirar sustancias químicas como disolventes, pinturas por las tuberías.

Ante cualquier duda llamar a un fontanero profesional de confianza, el cuál le asesorará sobre la mejor manera de actuar ante una situación de atasco.

Publicidad