Jueves, 09 de Abril de 2020

Por desgracia los robos en las viviendas, locales comerciales, lugares de trabajo están a la orden del día, por lo que cada vez resulta más difícil el mantener seguro y protegido lo que uno más quiere.

Un buen cerrajero profesional aconseja en todo momento tener instalado una buena caja fuerte de seguridad, para proteger y resguardar en un lugar seguro aquellos objetos de gran valor, joyas, dinero o documentación de gran importancia; es decir objetos de especial interés, económico o sentimental.

A pesar de que muchas personas cuentan con seguros para el hogar o negocio, el proteger ciertos bienes y evitar su robo es la principal razón para adquirir una caja fuerte. La principal función de la caja fuerte de seguridad es el mantener todos los objetos protegidos, en privado y fuera de la vista de terceras personas.

Antes de instalar una caja fuerte en el hogar o lugar de trabajo, es muy importante el ponerse en contacto con un buen cerrajero profesional, que le asesorará el modelo de caja fuerte más apropiado a su situación, facilitándole toda la información que precise así como lo fácil que resulta su instalación y las notables ventajas de las que uno va a poder disfrutar gracias a la caja fuerte.

Un buen cerrajero profesional demostrará que toda persona puede contar con una caja fuerte a su medida sin que esto llegue a suponer un gasto desproporcionado.
En primer lugar analizando previamente todas las circunstancias, asesorará al cliente sobre el punto exacto a colocar la caja fuerte para sacarle el máximo partido.

En el caso de que estas cajas fuertes vayan empotradas es muy importante que permanezcan escondidas, alejadas de la fácil localización de posibles ladronzuelos.
En la actualidad uno puede encontrar modelos que fácilmente pueden pasar desapercibidos, ya sea empotrados en paredes como en suelos.

Sin duda alguna el aspecto más delicado a la hora de efectuar una buena elección es acertar con su nivel de seguridad, por lo que será necesario ponerse en manos de cerrajeros experimentados que garanticen una excelente seguridad.

En lo que se refiere a cajas fuertes, existen tres niveles de seguridad: básico, intermedio y nivel alto.

Los factores claves que determinan este nivel de seguridad están basados en:

El material: lo más normal es que las cajas fuertes estén fabricadas en acero.
El peso: sobre todo en aquellas cajas que no son empotradas, es muy importante dificultar el transporte de la caja fuerte.
Las bisagras: los cerrajeros insisten que estas pequeñas piezas son claves para garantizar la seguridad. Es importante que no puedan destornillarse o forzar con gran facilidad.
Naturaleza ignífuga o hermética: protege los objetos frente a los daños originados por el fuego y los mantiene a salvo del deterioro por el agua.

El principal aspecto que destacan los cerrajeros especialistas como principal para determinar la seguridad de una buena caja fuerte, es el que se refiere a los bulones (sistema de cierre) y a los diferentes modelos de cerraduras.

Todas las dudas con respecto a las cajas fuertes quedarán resueltas si se recurre a los servicios de un buen cerrajero profesional.

Publicidad
No Hay Más Artículos