Lunes, 18 de Noviembre de 2019

Cada vez toda persona valora mucho más la seguridad del hogar, de ahí que la colocación de puertas blindadas sea una de las mejores existentes a la hora de ofrecer una mayor seguridad a la vivienda, protegiendo todo el conjunto de bienes que hay en ella.

La gran mayoría de las persona tienen ciertas dudas sobre las diferencias existentes entre una puerta blindada y una puerta acorazada, creándose una gran confusión, no sabiendo que tipo de puerta protege más o cuál es la diferencia entre los dos tipos de puertas.

Las puertas blindadas ofrecen una gran protección y seguridad al inmueble y bienes y tienen un precio inferior con respecto a las acorazadas. Además son más fáciles de reparar, menos pesadas.

Una puerta blindada es una puerta de madera que contiene una o dos chapas de hierro en ambos lados de la puerta. Las puertas que solo llevan una placa se les denomina Puertas Blindadas de Monocapa.

Además cuentan con el espacio suficiente para instalar la cerradura y bisagras.
Es aconsejable evitar la instalación de varias cerraduras, puesto que cuantas más cerraduras haya, más perforaciones tendrá la puerta, debilitándola de canto.

Entre las ventajas existentes a la hora instalar una puerta blindada en la vivienda se puede decir que:

– Se trata de puertas que aportan una gran seguridad al inmueble, disuadiendo a los ladrones ya que se requiere mucho más tiempo para poder abrirla.

– Se puede elegir entre una gran variedad de diseños muy atractivos.

– Actúan como aislante de la temperatura ofreciendo una gran resistencia al fuego, humo, calor, gases.

– Es una buena opción para bloques con varios vecinos por planta o para viviendas situados en calles muy transitadas, ya que gracias a las placas metálicas ayudan a aislar el sonido.

Son difíciles de abatir con una palanca gracias a las placas metálicas que ofrecen una mayor resistencia.

– La puerta blindada es muy utilizada tanto en las viviendas como en comercios u oficinas. Su instalación resulta muy eficaz para proteger los intereses de las personas que trabajan y/o viven en el lugar.

CARACTERÍSTICAS

– La chapa que lleva la puerta blindada en su parte exterior es soldada desde el interior mediante una técnica basada en la presión y temperatura, “Soldadura por Puntos”. Este tipo de técnica hace que la puerta no pueda ser manipulada desde el exterior por los ladrones ni cualquier otro intruso.

– La cerradura de la puerta blindada es muy resistente llegando a soportar toneladas de peso. Toda cerradura está formada por dos elementos: escudos y cilindros; los escudos protegen el acceso a los cilindros.

– Perfiles reforzados, evitando el acceso a intrusos ya que se deja un espacio prácticamente invisible entre el perfil de la puerta y el marco, dificultando la apertura con palanca.

– Llaves especiales, computadas, razón por la que es muy difícil de realizar copias, solo en sitios autorizados para ello y dispongan de máquinas especiales.

– La mirilla abarca 180º, visión mucho más amplia del espacio dejando poco espacio para las sorpresas.

– Están fabricadas con materiales aislantes que impedirán el paso del fuego, gases, humo, además de ofrecer un importante aislamiento acústico.

El instalar una puerta blindada aporta una gran resistencia, seguridad y protección al hogar o lugar de trabajo.

Hoy en día en el mercado se puede encontrar una gran variedad de modelos y diseños a precios muy económicos, logrando una excelente protección frente a los ataques verdaderos profesionales del robo y asalto.



Contenido patrocinado

loading...
No Hay Más Artículos