Jueves, 09 de Abril de 2020

La restauración son labores de reparación y recuperación realizadas sobre obras de cierta antigüedad, que se hallan marcadas por un estilo histórico como obras de arte, edificios, entre otras. La rehabilitación se encuadra en aquellos edificios que no poseen cierto valor arquitectónico.

Para la recuperación de carpintería antigua: objetos, muebles, etc., se precisa de una preparación, medios técnicos y un oficio concreto. Será un carpintero profesional el encargado de realizar la restauración, recuperación del mueble debiendo de reconocer previamente las características y propiedades de la madera para así poder establecer los tratamientos a aplicar en cada caso concreto.

Una decisión errónea o un mal diagnóstico pueden hacer que piezas con años de historia tengan un final fatal.


Publicidad


Hoy en día es muy difícil el encontrar muebles como los de antes por lo que antes de comprar mobiliario nuevo para el hogar es aconsejable el echar un vistazo a aquellos muebles antiguos que uno tiene abandonados por el desván y renovarlos.

Estos muebles además de dar un toque de originalidad y distinción a la vivienda, harán que uno pase momentos relajantes para después sentirse orgulloso de haber creado algo nuevo con antiguos muebles de madera.

Si uno no está muy puesto en temas de restauración de mueble, lo más aconsejable es el solicitar la ayuda o seguir los consejos de un carpintero profesional que dará respuesta a todas sus necesidades de reparación que puedan presentarse en su vivienda, piso, o lugar de trabajo.

Entre los consejos útiles a seguir, para dar una nueva vida a esos muebles abandonados que uno tiene en el desván es siempre comprobar la buena salud de los mismos. Esto significa que el mueble a tratar no debe de tener carcoma y si la tiene primeramente habrá que acabar con ella mediante los productos anti-carcoma que uno puede encontrar en cualquier tienda de bricolaje.

Si este paso primordial no se realiza, todos los esfuerzos se irán al traste, además de que estos muebles enfermos pueden llegar a contagiar al resto de muebles y provocar un desastre.

Una vez eliminada la carcoma se procederá al pintado. Es la manera más sencilla y efectiva de darle una nueva vida al mueble, para ello uno deberá de:

  • Lijar bien la superficie para quitar todo tipo de barnices y películas protectoras para que la nueva pintura se adhiera bien.
  • Sellar con masilla los desperfectos, tapar los agujeros de la carcoma.
  • Es hora de decidir si uno desea conservar el aspecto y textura antigua del mueble bajo la pintura o seguir lijando para dejarlo suave y uniforme.
  • Antes de pintar con el color elegido, aplicar una capa de imprimación para que se adhiera bien y resalte.

Es cierto que si miramos cualquier parte de la vivienda, uno encuentra multitud de objetos, muebles todos ellos de madera; la razón del uso de este material es la calidez que ofrece.

Aunque su limpieza puede resultar algo compleja, existen trucos para ello como:
el uso de la goma de borrar blanca o un corcho para las marcas de vasos que se quedan en las mesas por la humedad o temperaturas altas.


Publicidad


Para grandes superficies limpiar con productos específicos de madera y frotar con un paño seco, suave y limpio eliminando los posibles restos de productos que pueden haberse quedado y darle brillo a la superficie mezclar a partes iguales vinagre, vino y aceite de oliva, agitar bien la mezcla y aplicarla en la superficie con un paño de algodón.

Ante cualquier duda sobre lijados, abrillantado, barnizado de madera, etc., es aconsejable el consultar con carpinteros especializados en madera que le informarán sobre todo tipo de técnicas actuales para conseguir que los muebles brillen como el primer día.

Publicidad
No Hay Más Artículos