Jueves, 26 de Noviembre de 2020

Los datos hablan por si mismos, y es que los divorcios durante la pandemia han aumentado.

Esta nueva realidad tan complicada que de forma general se está viviendo durante los últimos meses, nos está enfrentando a situaciones que no preveíamos.


Publicidad


La incertidumbre personal y económica, la falta de libertad de movimientos, la tensión por la existencia de un problema grave sanitario … todo ello nos afecta en todos los ámbitos de nuestra esfera privada.

De la misma forma que, posteriormente a las vacaciones, se observa un aumento de los divorcios, en esta ocasión contemplamos el mismo fenómeno. Los expertos apuntan a que un periodo prolongado de convivencia entre una pareja que ya tiene problemas previos puede derivar en un final precipitado: el divorcio.

Si ya la situación es difícil de por sí, enfrentarse a un proceso de divorcio no hace sino agravarla. Por eso, una vez que la decisión está tomada, los abogados matrimonialistas aconsejan que, en la medida de lo posible, procuremos que el proceso sea de mutuo acuerdo, lo que contribuirá sin duda a que no aumente aún más la situación de tensión.

Los divorcios de mutuo acuerdo son la fórmula preferida para cualquier abogado especializado en divorcios.

Durante el proceso de divorcio, es necesario tomar una serie de decisiones importantes para todos los integrantes de la familia. Qué duda cabe de que, si los cónyuges consiguen llegar a un pacto en lo relativo a todas estas cuestiones, el proceso será más sencillo para todos.

Los divorcios de mutuo acuerdo son la mejor forma de poner fin a un matrimonio, desde diversos puntos de vista.

· En primer lugar, un divorcio de mutuo acuerdo es más económico que un divorcio contencioso. Esto es debido a que el matrimonio puede estar representado por el mismo abogado durante el proceso. Además, no es necesario recurrir a peritos o profesionales, como puede suceder en divorcios contenciosos en los que cada parte presenta pruebas.

· Por supuesto, es un proceso mucho más rápido, ya que, junto con la demanda de divorcio se presenta el convenio regulador, documento que recogerá todos los acuerdos alcanzados por el matrimonio. De esta forma, únicamente quedará esperar a que el Juez de pronuncie favorablemente sobre el mismo, dictando la consecuente sentencia.

· Además, todos aquellos pactos que se acuerden de mutuo acuerdo es mas probable que sean respetados por todas las partes, evitando así en el futuro incumplimientos o malos entendidos.

· Finalmente, no debemos olvidar de que un proceso ya difícil de por sí desde el punto de vista psicológico, será mas llevadero cuando hay un consenso entre todos.


Publicidad


En una época de incertidumbre y de gran carga emocional, el objetivo es reducir en lo posible aquellas situaciones que pueden resultarnos más tensas.

Por todo ello, todos los expertos en divorcios coinciden en que, una vez que se ha decidido dar este paso, lo mejor es ponerse en manos de un buen profesional que ayude con su labor mediadora y de asesoramiento legal.

 

Publicidad