Jueves, 09 de Abril de 2020

A la par que comienza la temporada alta de vacaciones para cualquier persona, es decir cuando uno abandona su hogar durante unos días ya se que marcha a la playa, a la montaña o a otros países, también empieza la temporada alta de trabajo para los ladrones.

Es el momento perfecto para entrar a robar a una casa, pero esto no significa que lo hagan sin antes planificar la entrada.

Es bien cierto que cuanto mayor sistema de seguridad disponga el inmueble (siempre bajo la supervisión de un buen cerrajero profesional), mayor será la dificultad que se le presente al delincuente a la hora de realizar su fechoría.

Muchos inquilinos se preguntan: “¿cómo han podido entrar?, ¿cómo han podido hacerlo?
Los delincuentes precavidos y especializados, antes de efectuar el asalto de la vivienda realizan lo que llaman “actos preparatorios”, suelen analizar la zona, planificar y preparar el robo marcando el estado de cada objetivo indicando si es factible o no el realizar tal acto.


Publicidad


Los ladrones suelen preparar el robo mediante la colocación de marcas o códigos identificando el estatus de la casa o piso que quieren desvalijar.

Estos símbolos de pocos trazos que dejan los ladrones en las puertas descifrables por la policía así como también por expertos cerrajeros de seguridad, indican: si merece la pena o no merece la pena el entrar a robar, cuántas personas viven, a qué hora la vivienda está libre, etc.

El conocer la simbología del ladrón ayuda al propietario a justificar las inversiones en materia de seguridad que deben de hacerse.
En el mismo momento que uno observe alguno de los símbolos en la vivienda debe de avisar a la policía para así evitar un posible robo o también puede avisar o consultar a un cerrajero profesional.

Estos símbolos casi inapreciables al ojo humano no suelen ser superar el cm., son dibujados con tiza, bolígrafo o punzones y generalmente cerca de la puerta. Una vez descubiertos es muy importante el eliminarlos para que el delincuente piense que se trata de una vivienda que NO interesa visitar.

Entre los diferentes símbolos que uno puede encontrar destacan:

  • Un círculo con una X en el centro: significa que el dueño vuelve enseguida.
  • Un círculo con un reloj en el interior: significa que la apertura se realiza con cadena.
  • Un rombo: significa que no hay nadie en el interior.
  • Una W en la puerta: significa que el ladrón tiene vía libre por la noche.
  • Una D con una rayita debajo: significa que los domingos en la vivienda no hay nadie.
  • Una X: significa que el ladronzuelo puede robar sin demasiados problemas, puesto que los inquilinos están de vacaciones.
  • Unos números redondeados por un círculo: los números significan los meses que se hallan de vacaciones, y el círculo avisa de que la policía siempre anda por ahí merodeando vigilando la zona.
  • Una cuna: significa que en la vivienda vive una mujer sola.

Recuerde ante cualquier símbolo en la puerta es importantísimo avisar a la policía para que le indique las medidas a tomar para evitar el robo, así como también consultar con un cerrajero para que le informe y aconseje sobre los sistemas de seguridad a instalar en el hogar.

Publicidad
No Hay Más Artículos