Sabado, 26 de Septiembre de 2020

El mundo de las máquinas vending no para de crecer, así como las posibilidades que ofrecen a amplios sectores de público.
Actualmente, las personas que desean comer saludablemente tienen opciones con las máquinas expendedoras y elaboradoras.

La obesidad viene siendo un problema de salud pública desde hace mucho tiempo, un problema que es acrecentado por la vida sedentaria y por hábitos alimenticios poco saludables.
Según estudios recientes, aproximadamente uno de cada tres niños sufre sobrepreso o es tendente a sufrir obesidad en el futuro. Y en este panorama ¿qué tienen que decir las máquinas vending? Mucho, según los responsables de los nuevos sistemas.
Las grasas saturadas y los azúcares pueden ser prescindibles en los alimentos dispensados por dispositivos cada vez más avanzados.

Especialmente en colegios, centros hospitalarios, lugares frecuentados por niños y adolescentes, gimnasios, centros de estética… se hace interesante la colocación de máquinas vending de alimentación saludable.
Pueden considerarse máquinas vending de comida saludable, aquellas que prescinden de los snacks y fritos tradicionales, así como de la bollería industrial.

En los sistemas expendedores de alimentos saludables, están presentes los panes integrales, las bebidas refrescantes sin azúcar o dietéticas, alimentos basados en vegetales, piezas de fruta fresca…
Lo cierto es que, entre horas, consumir fruta o productos frescos o saludables, resultará mucho más positivo para el organismo. Además, cada vez son más las máquinas elaboradoras o expendedoras que ofrecen alimentos aptos para personas celíacas o con otros problemas de intolerancia alimentaria.
Las máquinas vending para productos saludables pueden ser clasificadas básicamente en dos tipos: las elaboradoras y las expendedoras. Estas últimas proporcionan productos ya hechos, como pueden ser emparedados.

Los sándwiches vegetales con pan sin azúcar e integral, son de las opciones que tienen a su favor todos aquellos consumidores que desean algo más que las típicas bolsas de patatas fritas.
En algunas máquinas elaboradoras de última generación, se obtendrán caldos a base de verduras y otros productos sin aditivos artificiales.
La alimentación saludable, así pues, puede darse a cualquier hora del día y la noche, también en tiendas automáticas, establecimientos en los que solo hay máquinas vending.

Publicidad