Sabado, 14 de Diciembre de 2019

Marruecos uno de los lugares que toda persona debe de visitar al menos una vez en la vida. El viajar a Marruecos desde España es maravilloso si lo que uno busca es un destino exótico a la vuelta de la esquina.

Su proximidad lo convierte en una propuesta genial para un viaje de aventura, para un viaje romántico y para vivir una experiencia única.

¿CUÁL ES LA MEJOR ÉPOCA?

Todas las estaciones del año son agradables para realizar una visita a Marruecos, aunque se recomienda el viajar durante la primavera y otoño, meses comprendidos entre abril y junio y durante los meses de septiembre y octubre, cuando el calor ya no aprieta tanto.

En esta época de primavera y otoño las temperaturas son muy agradables y son perfectas para un excelente disfrute de las ciudades. Además si lo que uno pretende es el realizar excursiones a la montaña, los meses de mayo y septiembre son sin duda alguna los mejores meses del año.


Publicidad


Por contra, los meses de julio y agosto, meses de verano, pueden ser ideales para unas vacaciones de la playa en la costa, pero no para visitar lugares del interior, ya que el calor que uno puede encontrar ahí es sofocante.

Marruecos cuenta con estupendas playas paradisíacas en las resulta muy fácil el desconectar de la realidad, en donde el tiempo se detiene dando paso a la imaginación. También uno puede practicar todo tipo de deportes acuáticos y de aventura como: vela, widsurf, buceo, surf, Kitesurf, etc.

Entre los mejores destinos costeros de Marruecos destacamos:

Las playas de Agadir; en la que poder practicar numerosos deportes acuáticos y disfrutar del paisaje cuando el sol cae en un extraordinario paseo a camello.

Playa Esaouira, uno puede observar como trabajan los pescadores y constructores de barcos locales.

¿Un paseo por la playa de Essaouira a lomos de un camello? / Civitatis

Playa de Tánger; en el estrecho de Gibraltar.

Playa Legzira; playa de arena fina con fuerte oleaje y resaca. Destaca por los enormes arcos de rocas arenisca color rojizo que parecen la patas de un dinosaurio.

Playa de Rabat.

Playa de Tetuán.

Los rincones de Tetuán embriagan por su legado español / HA

Playa de Martil, de arena blanca y aguas cálidas.

Playa de Casablanca.

Otra de las principales razones por las que viajar a Marruecos, es para probar su extraordinaria gastronomía. Cuenta con una gastronomía riquísima, con influencias andaluzas, francesas y sobre todo árabes.

Entre los principales platos, todos ellos exquisitos que uno debe de probar destacamos:

El Tajin Marroquí a base de cordero con dátiles, el pan Khubz típico realizado mayormente por las mujeres, la sopa marroquí, las típicas y riquísimas ensaladas, toda clase de dulces, galletas a base de miel y almendras, el cuscús con pollo y verduras asadas, etc.

Los marroquíes acostumbran a terminar sus comidas con un vaso de té mezclado con hojitas de hierbabuena fresca y azúcar en su interior.


Publicidad


En Marruecos existen muchos lugares de interés para visitar y perderse. Ciudades con laberínticas medinas, desiertos de grandes dunas, paisajes áridos, pueblos de pescadores, etc.

Toda persona que visite Marruecos debe de visitar:

Marrakech, ciudad de palacios, mercados, jardines, mezquitas. La plaza Jamaa el Fna evoca a un pasado medieval repleto de curiosidades.

Ruta de las Kasbahs, ciudades construidas en adobe, decoradas con motivos geométricos, sencillas que representan la cultura bereber. Un lugar único donde se han rodado películas como Gladiator o la serie Juego de Tronos.

Desierto del Sahara. El pasar la noche en una Jaima en medio del desierto bajo una noche estrellada es algo inolvidable.

Fez. Ciudad de calles laberínticas, donde el lugar más destacado es la Curtiduría Chouwara, un espectáculo de olores y colores. Cuenta con la Medina más antigua del mundo islámico


Publicidad


Chaouen, o ciudad azul; considerada como la ciudad más bonita de Marruecos.

Chaouen, o Chefchaouen, es un paraíso rural con el color azul como protagonista / HA

Las Gargantas del Dadés y Todra, en la que poder admirar sus espectaculares paisajes.

Essaouira o también llamada la Perla del Atlántico. Es uno de los lugares más bonitos de Marruecos. Destaca por su medina en la que poder adquirir excelente artesanía y degustar sabrosos manjares de pescado y marisco.

Cascadas de Ouzoud con saltos de agua de más de 100 metros. Son las más espectaculares de Marruecos. Durante el paseo uno podrá disfrutar de la presencia unos curiosos habitantes, como son los monos.

Volubilis, yacimiento romano mejor conservado al norte de África.

Meknes, ciudad con un precioso casco antiguo lleno de zocos y rincones mágicos.

Seguro que el viajar a Marruecos le va a encantar y a sorprender muy gratamente. Su cultura tan rica y variada y sus paisajes le van a fascinar. ¡Seguro que un sólo viaje no será suficiente!


Publicidad


No Hay Más Artículos