Miércoles, 28 de Octubre de 2020

El conocido como entorno VUCA es un modelo al cual se inscriben la mayoría de empresas en la actualidad debido a los constantes cambios a nivel socioeconómico que han surgido.

Un entorno VUCA es un modelo empresarial que hace referencia a un sector volátil, incierto, cambiante y ambiguo. Independientemente del sector en el cual trabaje la empresa, la mayoría de organizaciones se ven afectadas en mayor o menor medida por las variaciones que se producen en el mercado.


Publicidad


El auge de la globalización y los continuos avances tecnológicos han hecho que las empresas necesiten una mayor agilidad y flexibilidad para adaptarse a los cambios en su entorno.

La metodología agile puede ser una buena forma para lograr hacer frente a todas estas alteraciones en el mercado que se producen, cada vez, a mayor velocidad. Si la empresa desea seguir siendo competitiva, entonces deberá adaptarse a su entorno implementando nuevas formas de trabajo como la que definiremos a continuación.

¿QUÉ ES LA METODOLOGÍA AGILE?

La metodología agile es una forma de acometer proyectos de forma rápida y flexibledividiéndolos en pequeñas tareas cuya consecución conducirá al cumplimiento de los objetivos generales del proyecto. Estas tareas son acometidas por equipos multidisciplinares que poseen un alto grado de motivación y autonomía, y que a la vez trabajan en equipo para ensamblar todas las tareas realizadas y así completar el proyecto final.

Con la implantación de la metodología agile en el negocio logramos ganar en velocidad y flexibilidad.


Publicidad


Además, con la división del proyecto en pequeñas partes podemos mostrarles los avances al cliente para que pueda comprobar cómo evoluciona el proyecto, y de esta forma poder integrar cambios en cualquier punto del proceso sin esperarnos a que el proyecto esté finalizado. De esta forma, logramos una mejor adaptación sin perder tiempo y ganando en velocidad.

La división de los proyectos en tareas más pequeñas se somete a tres estados, que son: pendiente, en proceso o terminado. El tiempo de ejecución debería realizarse en horas o pocos días, ya que como hemos dicho son tareas simples y muy concretas que pueden resolverse rápidamente. Las tareas que se espera realizar en el corto plazo son mucho más definidas que las tareas futuras.

Con esta división del trabajo logramos que, en caso de que surja un imprevistoeste solo afecte a una parte del trabajo y no a todo el proyecto, permitiéndonos poder implementar cualquier cambio de forma rápida y fluida.

La implementación de una metodología agile implica un cambio de cultura empresarial y un fuerte liderazgo. El líder deberá guiar al equipo para poder monitorizar el avance de las tareas y velar porque el trabajo de los equipos multidisciplinares se integre a la perfección para poder completar el proyecto. El diálogo y la motivación serán herramientas imprescindibles para poder gestionar eficazmente un equipo agile.

Publicidad