Jueves, 09 de Abril de 2020

El mudarse de vivienda no va resultar tan difícil si uno sabe como organizarse; ¿por dónde empezar?

En primer lugar es necesario relajarse, tomarse la situación con naturalidad e ir paso a paso.
Es muy importante que todos los enseres lleguen a su destino final en perfecto estado, por lo que será fundamental realizar un buen embalaje de todos los objetos. Para ello:

Debe de empaquetarse solamente lo necesario, cuanto más ligera sea la mudanza, mucho mejor y más fácil. Es el momento de aprovechar para hacer limpieza, regalar, vender o tirar aquellos objetos que no sean necesarios y no se vayan a utilizar.
La mudanza no debe de dejarse para última hora. Lo ideal es empezar a organizar la mudanza al menos con una semana de antelación.
Utilizar cajas adecuadas, resistentes, lo ideal es que sean de tamaño mediano. A parte de las típicas cajas de cartón pueden utilizarse cajas de plástico con asas las cuales facilitan el agarre y bolsas de basura para enseres blandos como mantas, muñecos, cojines, etc.
Para que los objetos no sufran es muy importante introducir en las cajas bolitas de poliespán o plástico de burbujas.
Los muebles y electrodomésticos se cubrirán con mantas para protegerlos de los arañazos y golpes.
Los objetos frágiles deberán de ir envueltos individualmente con papel o plástico de burbujas.
El televisor, ordenador, si es posible se guardarán en sus cajas originales o de lo contrario se utilizarán cajas y relleno en los espacios abiertos para mayor protección.
Los objetos de valor, joyas se introducirán en un lugar cerrado y seguro.
Todas las cajas irán precintadas y bien etiquetadas. Uno debe de ser capaz de localizar las cosas fácilmente en el momento de llegar al nuevo destino ahorrando en tiempo a la hora de tener que desempaquetar los objetos.
Es conveniente que las cajas no pesen demasiado ya que dificulta el traslado y podrían romperse con gran facilidad sobretodo si la caja es de cartón. Además la persona podría sufrir una lesión de espalda o un desgarro muscular.
Para objetos grandes y pesados es aconsejable el contratar una empresa de mudanzas, ellos dispondrán de carretillas y camiones con rampas facilitando en gran medida el trabajo a realizar.

Actualmente las compañías de mudanzas además de brindar un especial servicio de mudanzas permiten almacenar el mobiliario de manera temporal; es decir brindan un servicio de guardamuebles con diferentes opciones que cubren todas las necesidades y adaptables a todos los bolsillos.
Gracias al servicio de guardamuebles uno puede organizar el mobiliario de la vivienda con total tranquilidad.

El servicio de guardamuebles también resulta muy útil cuando uno quiere mudarse al extranjero y en principio no desea llevarse todos los muebles
El lugar donde los muebles queden depositados está perfectamente custodiado, vigilado y equipado con un sistema de alarma o de cámara para su máxima protección hasta que el período acordado finalice. Si lo considera oportuno el personal del servicio de mudanzas realizará el transporte de los muebles allí depositados a su nuevo hogar.

De acuerdo a sus necesidades de almacenamiento, existe la posibilidad de elegir el espacio a utilizar. Será la empresa de mudanzas la que le indique que tipo de almacén o depósito es el más aconsejable y si lo desea serán los propios trabajadores de la empresa los encargados de organizar todas las cajas, muebles de la mejor forma posible para un máximo aprovechamiento del espacio disponible.

No se precipite a la hora de elegir una agencia de mudanzas y averigüe que empresa experimentada en el servicio de mudanzas se adapta mejor a su presupuesto y necesidades.

Publicidad
No Hay Más Artículos