Lunes, 08 de Agosto de 2022

Esta es una pregunta muy frecuente en el ámbito de Extranjería. Y es que a veces no es sencillo saber cuál es la diferencia entre ambos conceptos, o a cual tenemos que acudir para hacer gestiones. Por ello, vamos a explicarlo.

Tanto las Embajadas como los Consulados son edificios de representación diplomática, es decir, sirven para representar a un Estado. De esta forma, los países se aseguran de que tienen representación más allá de sus fronteras y de que sus ciudadanos pueden acudir a ellos aunque se encuentren lejos. Por ejemplo: supongamos que una persona de origen mexicano viene a España. Si necesita ayuda de su país, como está muy lejos, es posible que pueda solucionar su problema acudiendo a un edificio diplomático.


Publicidad


Ahora bien, después de explicar el punto en común de Embajadas y consulados, debemos conocer también las diferencias:

· La Embajada tiene mayor categoría que el Consulado, ya que es un órgano con la máxima autoridad oficial de un país.

· Normalmente solo existe una Embajada en cada país receptor, la cual se ubica en la capital de dicho Estado (por ejemplo, en el caso de España, las Embajadas estarán en Madrid). En los consulados en cambios, sí pueden existir varios en un mismo Estado.

· La Embajada lleva a cabo funciones de alto rango como la negociación para potenciar las relaciones entre dos países; también se encarga de realizar visitas de Estado, de informar al Gobierno de cuestiones importantes, etc. El Consulado realiza sobre todo tareas de atención al ciudadano, como tramitar y expedir pasaportes y documentos de viaje, gestionar temas relacionados con el Registro Civil o con un notario, etc.


Publicidad


En resumen: si debe hacer una gestión, lo más probable es que tenga que acudir a un consulado. En cualquier caso, lo más recomendable es consultar primero con un abogado de extranjería, el cual le guiará durante todo el proce

Publicidad