Martes, 13 de Abril de 2021

El impago de una deuda por pequeña que sea puede ocasionar más problemas de lo que uno piensa. En primer lugar, supone una gran dificultad en conseguir algún tipo de financiación, ya que puede ser que uno acabe dentro de una de las listas de morosos de ASNEF, en la que nadie desea figurar.


Publicidad


¿QUÉ ES ASNEF? 

ASNEF es el acrónimo de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. Se trata de una asociación de empresas de diferentes sectores las cuales comparte datos para crear un fichero de morosos y el cuál está gestionado por Equifax.

En resumidas cuentas, puede decirse que ASNEF es una enorme lista en donde figuran personas o entidades morosas por diversas causas. Cualquier persona puede estar incluida en la lista o fichero de morosos puesto que no importa la cuantía.

El estar dentro suponer el no haber cumplido con todos los pagos pertinentes. Al no existir mínimo de deuda para entrar en la lista de morosos de ASNEF con tan solo un euro se podrían iniciar todos los trámites necesarios para ser incluido, aunque lo más normal es que hagan por cantidades de mayor magnitud.

Los principales requisitos que debe de cumplir una deuda para que se produzca la inscripción en el ASNEF son:

– Qué realmente exista dicha deuda, que haya sido vencida, exigible e impagada.

– Haber solicitado el pago de la deuda, puesto que uno no puede ser incluido dentro del fichero sin antes haber sido reclamado para efectuar el pago.

Para saber si uno está dado de alta en este fichero es obligación de la empresa el comunicarlo a la persona afectada en un plazo máximo de un mes antes de la inclusión en la lista. De este modo la persona o entidad deudora tiene la oportunidad de formalizar el pago y cancelar la deuda antes de formar parte del fichero de morosos.


Publicidad


El formar parte del este listado puede tener graves consecuencias. A la hora de solicitar un préstamo financiero o hipoteca a cualquier entidad bancaria, ésta revisará si la persona figura o no en la lista de morosos, ASNEF. En caso afirmativo puede suceder que el préstamo sea denegado o que endurezcan sus condiciones dependiendo del tipo de impago y cuantía.

Es muy importante el salir lo antes posible de un fichero de morosos y para ello existen dos formas esenciales:

– Saldar la deuda

– Demostrar que la deuda no existe o no es correcta.

El pagar o saldar la deuda es la mejor de las maneras de salir del listado, aunque no va a sacar a la persona o entidad directamente del ASNEF. En primer lugar, presentando el justificante de pago debe de comunicarlo a Equifax y a partir de ahí y en un plazo no superior a diez días el nombre del deudor debería de desaparecer del fichero de morosos.

Si pasados el periodo de 10 días no le han notificado la desaparición del fichero, la persona puede reclamar en la Agencia de Protección de Datos.

Si por ciertos motivos la deuda no puede pagarse, el deudor deberá de esperar a que transcurra el plazo máximo fijado por ley, es decir 6 años, y solicitar que los datos sean eliminados.


Publicidad


De todas maneras, lo más aconsejable es evitar reunir las condiciones para no entrar a formar parte de esta lista. Basta con que la empresa no presente el pago de una factura para poder ser incluida dentro de la lista, y mientras no se pague los datos de la entidad o particular no serán eliminados del ASNEF.

No todas las entidades que están inscritos en un fichero de morosos del ASNEF significan que sean insolventes. Por lo que si usted se halla en esta situación y necesita un préstamo lo más aconsejable es ponerse en manos profesionales en el tema que le ayuden a conseguir un crédito rápido para poder afrontar sus gastos imprevistos.

Publicidad