Sabado, 21 de Septiembre de 2019

¿Quién ha dicho que las terrazas son sólo para el buen tiempo?

Con los nuevos cerramientos, pérgolas bioclimáticas elegantes y acogedoras para todo el año, será todo un gran placer el disfrutar de esa terracita, ese espacio que hasta ahora quedaba relegado al buen tiempo, pudiéndolo disfrutar en cualquier época del año.

Es cierto que con el buen tiempo apetece disfrutar mucho más del aire libre, gozar de esas terracitas y jardines que tanto por el día como por la noche se convierte en los lugares más demandados.


Publicidad


Combinando la jardinería con la decoración, junto con algunos retoques de bricolaje se puede conseguir un lugar único en el que poder disfrutar tanto con la familia como con los amigos; que se adapte a los hábitos de vida en la temporada estival y a la personalidad de cada uno.

En espacios pequeños de la vivienda o para un mejor aprovechamiento el cerramiento de terrazas es una alternativa de lo más interesante con el objetivo de ampliar el espacio útil de la vivienda aportándonos una serie de beneficios.

El cerramiento de la terraza proporciona un resultado final de bienestar y confort, en donde se intentará mantener en todo momento una temperatura adecuada sin importar la estación del año.
Ni en verano se está dispuesto a pasar demasiado calor, ni en invierno demasiado frío, por lo que se debe de evitar en todo momento las pérdidas térmicas, controlar la entrada de los rayos de sol, etc. De ahí dependerá del tipo de carpintería a utilizar para cubrir la terraza, el cual también afectará también al consumo eléctrico de la factura.

El cerrar una terraza con materiales baratos para que resulte una obra económica, a la larga es tirar el dinero.

Es importante ponerse en manos de profesionales que le aconsejen y esperarse a tener el presupuesto correspondiente.

Hoy en día, lo que toda persona busca es el poder disponer de un buen cenador, con un buen balcón o terraza perfectamente aislados y con mucha luz.

En la actualidad se disponen de diferentes tipos de cerramientos para terrazas:
– Cerramiento con ventana corredera.
– Cerramiento con ventana plegable.
– Cerramiento a media altura.
– Cerramiento con cortinas de cristal.
– Cerramiento con techos fijos y móviles.


Publicidad


Un buen cerramiento de cristal y metal que se abre y se cierra con automatismos, es ideal para conseguir que las bajas temperaturas no sea un problema.

¿Qué decir de la decoración? La decoración debe de ir en concordancia para poder crear espacios con armonía.
Unos mismos muebles (sofás, sillas, mesa), con distintos complementos (cojines, plaids), pueden alargar la vida de la terraza sin importar la estación. Para el otoño e invierno se buscan telas con un poco de pelo, la calidez de la lana; mientras que para primavera y verano las telas serán más fresquitas, como algodón o lino, tonos más claros que no retengan el calor.

Crear un ambiente chill out, se utilizará colchonetas y cojines donde poder tumbarse a leer, escuchar música o disfrutar de una bonita velada con los amigos.

Las flores no solo son cosas de la primavera. Las camelias, los pensamientos, las caléndulas… son ideales para los días más fresquitos, días lluviosos que resisten en el exterior en la temporada del invierno, aportando belleza y alegría con sus vivas tonalidades.

Las plantas aromáticas aportan un perfume fresco que invita a salir a relajarse.

Si la vista de la terraza no resulta del agrado de uno, puede colocarse una celosía o plantar una planta trepadora que impida ver el muro que se tiene enfrente. Otra opción serían las cañas de bambú, muy resistentes y apenas requieren mantenimiento.

Es aconsejable es contar con algún baúl, armario o mueble que ayude a guardar todos los enseres en su interior, como cojines, velas, mantas y todo aquello que pueda sufrir algún tipo de desperfecto, evitando el hacer viajes al interior de la casa, ya sea en verano como en invierno.