Lunes, 03 de Agosto de 2020

Los atascos de la gran mayoría de las tuberías y desagües son debidos principalmente a la acumulación de objetos extraños y pelos.

¿COMO PROCEDER AL DESATASCO DE TUBERÍAS?

Dependiendo del tipo de atasco originado uno puede probar con diferentes técnicas de desatasco. Utilizando productos caseros para destapar los drenajes (mezclando vinagre, bicarbonato y agua), o utilizando químicos en polvo, o usando un desatascador, o limpiando las cañerías con una limpieza a fondo, etc.

Pero puede existir la posibilidad de que el problema del atasco de las tuberías todavía persista.


Publicidad


La mejor solución es llamar a un fontanero profesional en desatascos que le ayude a resolver el problema, utilizando la mejor de las técnicas dependiendo del tipo de tubería a tratar.

EL MATERIAL DE LAS TUBERÍAS

Es por ello, que el tipo de tubería será importante parra que un profesional pueda usar una u otra técnica, unos u otros productos.

El mercado ofrece diferentes tipos de tuberías de uso doméstico, utilizadas para usos diferentes. Los dos tipos principales de tuberías que uno puede encontrar son: las de plástico y las de metal.

Tuberías de Metal: No todas las tuberías de metal son iguales. Se utilizan diferentes tipos de metales y son las propias características de los metales lo que hace diferentes unas cañerías de otras.

Tuberías de cobre: Son las más habituales en viviendas particulares a pesar de que su precio es más elevado que las de plástico. Este material, el cobre, es muy resistente a la corrosión y soporta perfectamente las altas temperaturas. Los tamaños más habituales son pequeño, mediano y grande. Un pequeño problema es que estas tuberías de cobre pueden dar un cierto olor al agua.

Acero inoxidable: De precio más elevado que las de cobre, y se encuentran sobre todo en edificaciones próximas al mar. Poseen un poder anticorrosivo que resiste mucho mejor la acción del agua salada.
Tuberías galvanizadas: Mediante el tratamiento de galvanizado se previene la oxidación del metal. Son utilizadas en la entrada y salida de los hogares.

Tuberías de PVC: Utilizadas para el transporte de agua a alta presión y pueden encontrarse en diferentes diámetros. No son recomendables para el agua caliente ya que las altas temperaturas pueden deformar la tubería. La mayoría de estas tuberías se presentan en color gris y blanco.

Tuberías de polietileno reticulado: Son las conocidas tuberías PEX, utilizadas en sistemas de calentamiento de agua o calderas. Pueden ser de color blanco o crema y el material se colorea en rojo o azul en función del paso de agua ya sea caliente o fría.

Tuberías PolyPipe: Tuberías de color negro, muy utilizadas en el exterior y se emplean para llevar agua a una elevada presión.

Las tuberías de plástico son muy económicas, reciclables y resistentes a la abrasión y corrosión. Debe de evitarse su uso en instalaciones por donde pase el agua caliente.

TUBERÍAS DE COBRE

Las tuberías de cobre, resultan un material muy competitivo y pueden conseguirse a unos precios muy económicos. Se trata de un material duradero, resistente y muy manejable. Las tuberías de cobre son muy utilizadas en fontanería y también en instalaciones de gas y calefacción.

Un atasco producido en una tubería de cobre necesita de un cuidado especial.

La acumulación de materiales en su interior concretamente en la zona de los codos, puede precisar de la intervención de un profesional experimentado. Este profesional en desatascos, debe realizar un diagnóstico al problema de atasco y así poder actuar en consecuencia para un correcto funcionamiento de la instalación de tuberías.

Publicidad