Sabado, 19 de Septiembre de 2020

Para todas aquellas PyMES o emprendedores que inicien su negocio y no cuenten con la ayuda necesaria en materia contable o fiscal puede resultar un apuro el hacerse cargo de las cuentas de su empresa. Para poder gestionar eficazmente la contabilidad de un negocio se necesitan unos conocimientos mínimos con los cuales este podrá cumplir con la legislación vigente en materia contable y además sacar el máximo provecho a la información a la hora de tomar decisiones estratégicas para el negocio.


Publicidad


Las asesorías contables surgen para dar respuesta a las necesidades de las empresas que necesiten derivar la contabilidad a un profesional externo que se encargue de esta tarea. Los contables expertos deberán estar actualizados sobre todos los cambios y novedades que surjan en el Plan General de Contabilidad, documento imprescindible para poder aprender a gestionar correctamente las cuentas de todo negocio.

Este plan nos expone que deberemos rellenar obligatoriamente una serie de libros contables, documentos donde se recoge toda la información económico-financiera de una empresa.

Estos son el Libro Diario y el Libro de Inventarios y Cuentas Anuales. Estos documentos deberán realizarse puntualmente para que no exista ningún fallo o extravío de documentación. Además, deben ser legalizados anualmente ante el Registro Mercantil, algo de lo que también se ocuparán los asesores contables.

Los libros voluntarios también son muy recomendados para poder llevar un control más estricto sobre las cuentas de la empresa. Esto pasa por la realización de todo tipo de balances, control de indicadores financieros, ratios y todo tipo de instrumentos que nos ayuden a determinar el estado económico-financiero de la empresa.

ASESORES CONTABLES: INFORMACIÓN ESTRATÉGICA

Gracias al control que ejercen los asesores contables sobre la contabilidad de un negocio, lograrán extraer información muy valiosa para el devenir de la empresa, con la cual podrán ayudar a los directivos de la organización a tomar decisiones clave que marquen el futuro de la empresa. Un análisis contable exhaustivo nos puede ayudar a determinar qué costes pueden reducirse en la empresa para obtener un mayor margen de beneficio, por ejemplo.

Estos expertos también podrán ayudarle a elaborar facturas y archivarlas convenientemente para después poder elaborar con ellas los diversos asientos en el Libro Diario que fuesen necesarios. También se encargarán de controlar los movimientos bancarios, el flujo de caja y cualquier entrada y salida de dinero para anotarla correspondientemente y de esta forma llevar un control total de las cuentas de la empresa.

En muchas ocasiones, estas asesorías ofrecen también una gestión de la fiscalidad, algo que influye también en la realización de la contabilidad de la empresa. El pago de tributos es algo que puede conllevar un quebradero de cabeza para un joven emprendedor que inicie su negocio recientemente y no tenga conocimientos sobre fiscalidad.

El asesor le ayudará a presentar a tiempo todos los impuestos para cumplir con la ley y evitar incurrir en una sanción por parte de Hacienda.


Publicidad


Este profesional también le podrá ayudar a obtener bonificaciones fiscales y otros beneficios que le ayuden a optimizar aún más sus gastos, una gran ventaja cuando se inicia un proyecto emprendedor con un capital muy reducido. Por ello, aunque contratar a un asesor pueda parecer una inversión muy alta, a la larga este profesional le va a ayudar a ahorrar y a lograr maximizar su beneficio gracias a una gestión eficaz.

La ayuda de una asesoría contable puede resultar muy interesante en numerosos aspectos, es por ello que si necesita la ayuda de un experto le recomendamos que confíe en estos profesionales de la contabilidad para que su negocio prospere y crezca, con la comodidad de saber que sus cuentas están en las mejores manos y de que no tendrá que preocuparse por nada.

Publicidad