Martes, 17 de Septiembre de 2019

El Castillo de Loarre es una maravilla de la arquitectura románica medieval. Su imponente silueta se alza sobre un cerro desde el que vigila el pueblo a sus pies. Con la llanura de la Hoya de Huesca de protagonista del horizonte.

No es de extrañar que el rey aragonés Sancho Ramírez lo mandara construir en esa ubicación en el siglo XI para proteger los pasos pirenaicos de los ataques sarracenos. Un bastión militar donde se podía divisar la llegada del enemigo a decenas de kilómetros.

Publicidad

Por eso no es de extrañar que la prestigiosa revista National Geographic haya incluido al castillo aragonés como uno de los 21 más bonitos del mundo.

Circundado por una muralla con once torreones, está considerado el mejor ejemplo de fortaleza románica que pervive en Europa. Las visitas guiadas discurren por sus recovecos, pasadizos y almenas. Se puede visitar la iglesia de San Pedro, las torres del Homenaje y de la Reina y varias capillas.

Además, en su impresionante y vasto campo en los alrededores, se pueden dar paseos a caballo por sus dominios con actividades para todas las edades. Nadie se olvida del protagonismo del emblemático castillo en la película El reino de los cielos (2005), del cineasta Ridley Scott.

¡Vaya vistas del Castillo de Loarre!❣️ – 📸: @some.shots_ con @cecicaneiro

Una publicación compartida de HOY Aragón (@hoyaragon) el