Lunes, 26 de Agosto de 2019

No hay un aragonés que haya salido de su ‘patria’ y, entre conversación y conversación, no haya provocado el desconcierto de algún ‘forano’ con las palabras utilizadas. Es lo que hay: tenemos más palabrejas propias que otras comunidades del país.

El léxico del que podemos disfrutar -y alardear- encierra palabras tan curiosas como extrañamente sonantes.


Publicidad


Os detallamos tan sólo un pequeño ejemplo de las cientos de palabras aragonesas que no dejan indiferentes.

1. Zaborrero

Una palabra rugosa que define a una persona chapucera, que presta poca atención a lo que hace o que dedica poco tiempo a una tarea. Así que ya sabes: “eres un zaborrero”.

2. Ir de propio

Siempre sorprende cuando se pronuncia. ¿Qué significa?, preguntan siempre sobre la expresión. Todo aragonés lo sabe. Cuando alguien dice ‘ir de propio’ quiere decir que vas a dejar lo que estás haciendo para dedicarse a ello de manera específica. 

3. Chipiarse

Es una palabra que entraña cierta alegría o simpatía pese a su negativo significado. No por su etimología, sí no por su contexto. Cuando alguien dice que se ha chipiado, quiere decir que se ha mojado o calado por la lluvia. 

4. Esbafar

Esta palabreja se utiliza en un contexto muy marcado. Abres la nevera, eliges esa botella de cualquier bebida gaseosa que lleva ahí días y días y… se ha esbafado. Sí, como lo oyes. Esta palabra aragonesa suele emplearse con las bebidas cuando se les va el gas.

5. Escaparrar

No vamos a andarnos con rodeos. Cuando alguien dice ‘escaparrar’ es que quiere mandar a alguien a tomar por culo. O a algún sitio peor. ¿Quién se puede atrever a contestar cuando alguien le manda a escaparrar?


Publicidad


6. Laminero

Es la palabra que va ligada a todo aquel que nunca desecha un buen dulce. Es decir, ser ‘laminero’ es una persona golosa. Qué se muere por ese último bocado de dulce.

7. Ababol

Esta palabra no puede tener dos significados más dispares. Para empezar, su significa exacto quiero decir ‘amapola. Eso sí, su uso no puede ser más distinto. Cuando se emplea ‘ababol’ es para llamar a alguien ‘tonto’ o ‘estúpido’.

8. Esbarizaculos

Es una de las palabras favoritas de cualquier niño aragonés. Decir esbarizaculos, es decir ‘tobogán’. ¿A qué si vuelves a repetir la palabra tiene cierto sentido?

9. Dar pampurrias

Otra de esas palabras aragonesas que no vas a poder dejar de repetir. Su sonoridad es apetecible pero su uso anima a decirla más. Cuando alguien usa ‘dar pampurrias’ quiere decir que algo le da asco o grima.

10. Garrampa

No puede ser más genial esta palabra. Su uso siempre viene muy marcado. Y es que, cuando a veces has manipulado un objeto eléctrico, te ha dado garrampa. Como lo oyes: te has llevado un buen chispazo o calambre.