Miércoles, 16 de Octubre de 2019

El traslado de un supuesto herido por encima de la Basílica del Pilar, a una altura de 90 metros, y pasando previamente por casi 200 metros cruzando el ancho -y caudaloso- río Ebro fue un hito de los bomberos de Zaragoza durante un simulacro, hace pocos días.

El simulacro se enmarcaba dentro de la exhibición del grupo de especialistas en rescate de altura de los Bomberos del Ayuntamiento de Zaragoza.

El trabajo ha realizar no era fácil. Un rescate de una supuesta víctima que debe ser evacuada salvando diferentes obstáculos: desde la arboleda de Macanaz al otro lado del río Ebro, en el margen izquierda, hasta la subida a las dos torres de las cuatro de la basílica del Pilar (90 metros de altura), y la bajada a la Plaza del Pilar en tirolina.


Publicidad


Este ejercicio de rescate constaba de tres tramos encadenados, con una longitud total cercana a los 400 metros de recorrido, por donde circulará una camilla.

En el primer tramo (Parque Macanaz hasta la primera torre de la basílica del Pilar), la primera maniobra consistía en elevar una camilla con una supuesta víctima, cruzar con ella el rio Ebro y elevarla hasta lo alto de la torre del Pilar -la torre de San Francisco de Borja, la que tiene el ascensor-.

Después se montó una gran tirolina de 210 metros de longitud, anclada a un vehículo que estará ubicado en el Parque Macanaz.

En el segundo tramo (de la primera torre a la segunda, unos 65 metros), la maniobra estaba encadenada con la primera y se centró en transportar la camilla de torre a torre por medio de una tirolina horizontal de 70 metros, anclada a las columnas exteriores de las respectivas cúpulas.


Publicidad


En el tercer tramo (desde la segunda torre hasta la Plaza del Pilar), consistía en descender la camilla de la segunda torre hasta la Plaza del Pilar por medio de una tirolina de 100 metros.